17 de octubre de 2019
  • Miércoles, 16 de Octubre
  • 13 de agosto de 2019

    China critica las "declaraciones equivocadas" de Bachelet sobre la situación en Hong Kong

    China critica las "declaraciones equivocadas" de Bachelet sobre la situación en Hong Kong
    Nueva jornada de protestas en Hong KongMIGUEL CANDELA/SOPA IMAGES VIA Z / DPA

    MADRID, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El Gobierno de China ha rechazado este martes lo que ha descrito como una "declaración equivocada" por parte de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, sobre la situación en Hong Kong, al tiempo que ha indicado que equivale a una "interferencia en sus asuntos internos".

    La misión diplomática de Pekín en Ginebra ha afirmado en un comunicado que las palabras de Bachelet "contradicen los hechos" y "envían la señal equivocada a los criminales violentos". "China expresa su profundo malestar y firme oposición (a sus declaraciones)", ha agregado.

    Así, ha denunciado que "las manifestaciones en Hong Kong han tomado recientemente un giro violento debido a que algunos radicales mafiosos perpetúan la violencia de forma deliberada", antes de citar los daños materiales en el Consejo legislativo y la paralización del aeropuerto de Hong Kong entre estos incidentes.

    "Eso no son sólo crímenes graves de violencia, sino que muestran una tendencia a recurrir al terrorismo", ha manifestado la misión diplomática china, que ha resaltado que estos incidentes "desafían la prosperidad y estabilidad de Hong Kong y el principio de 'un país, dos sistemas'.

    En este sentido, ha recalcado que esta situación "no es tolerable para ningún Gobierno responsable y sólo puede ser respondida con mano firme y según la ley". Así, ha aplaudido la actuación de la Policía en el marco de las manifestaciones.

    Por otra parte, ha reiterado que Pekín "apoya firmemente" a la líder de Hong Kong, Carrie Lam, y ha agregado que "Hong Kong es territorio chino y los asuntos de Hong Kong son asuntos internos de China no sometidos a la intervención de ningún país, organización o individuo".

    "En estos momentos, lo más prioritario en Hong Kong es poner fin a la violencia y el caos y restaurar el orden público. La cuestión real es si el Estado de Derecho debe respetarse y la violencia condenarse, no es un asunto de Derechos Humanos de ninguna de las maneras", ha argumentado.

    Por ello, ha reclamado a la oficina de Bachelet que "se ciña a los propósitos y principios de la Carta de la ONU y actúe de forma justa y objetiva" y que "deje inmediatamente en los asuntos de Hong Kong, que son asuntos internos de China" y "corrija su postura equivocada, que equivale a una indulgencia encubierta y apoyo a la violencia y la criminalidad".

    LAS PALABRAS DE BACHELET

    Durante la jornada, Bachelet se ha mostrado "preocupada" por la violencia registrada durante las manifestaciones opositoras en Hong Kong y ha asegurado que hay indicios "creíbles" que apuntan a una respuesta policial excesiva, por lo que ha reclamado la apertura de una investigación "inmediatamente".

    Bachelet ha recordado que los derechos a la libertad de expresión y manifestación están reconocidos por los convenios internacionales, si bien ha recordado que todos los asistentes a las protestas deben "expresar sus ideas de forma pacífica".

    En caso de que fuese necesaria la actuación policial, la jefa de Derechos Humanos de la ONU ha pedido "contención" a las autoridades, toda vez que la respuesta debe ser "proporcionada y conforme con los estándares internacionales sobre el uso de la fuerza", según un comunicado de su oficina.

    Bachelet ha advertido de que hay "pruebas creíbles" que ponen en cuestión la actuación policial y ha puesto como ejemplo el lanzamiento de gases lacrimógenos contra zonas cerradas y llenas de gente o "directamente" contra la manifestantes, con el riesgo que ello conlleva para la salud y la integridad de los manifestantes.

    La Alta Comisionada ha instado a las autoridades hongkonesas "a investigar estos incidentes inmediatamente, garantizar que el personal de seguridad cumple la normativa y, en caso de que sea necesario, cambiar estas normas si no son conformes a los estándares internacionales".

    En el terreno político, Bachelet ha pedido al Gobierno de Lam y a los manifestantes que tiendan puentes hacia un diálogo "abierto e inclusivo" para "resolver pacíficamente todos los problemas". "Es la única forma de garantizar la estabilidad política y la seguridad pública a largo plazo, creando canales para que las personas participen en asuntos y decisiones que afectan a sus vidas", ha añadido.

    Hong Kong vive desde principios de junio sus mayores protestas desde que Reino Unido cedió la soberanía a China en 1997. Las movilizaciones fueron convocadas en origen para reclamar la retirada de una ley que autorizaría la extradición de sospechosos a la China continental, pero se han intensificado con mensajes a favor de más reformas.