24 de noviembre de 2020
24 de agosto de 2006

China.- El Gobierno chino prohíbe la costumbre de celebrar striptease en los funerales

BEIJING, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

La costumbre de ciertas regiones del este de China de celebrar stripteases en los funerales para aumentar la afluencia de público será prohibida después de que cinco personas fueran detenidas el pasado lunes por organizar este tipo de funciones, según informó hoy la prensa china.

Dos compañías de 'strippers' fueron invitadas el pasado 16 de agosto para ofrecer una función en el funeral de un aldeano apellidado Liang en el distrito de Donghai de la provincia de Jiangsu, en el este de China.

Un programa de la Televisión Central de China (CCTV) informó este lunes del incidente, lo que provocó el arresto el mismo día de los jefes de cinco compañías, incluyendo a las dos que prestaron sus servicios en el funeral de Liang.

Unos 200 habitantes, incluyendo algunos niños, asistieron al funeral atraídos por el espectáculo. Los striptease suelen ser una práctica común en los funerales de las áreas rurales de Donghai para atraer a más asistentes, ya que los aldeanos locales tienen la creencia de que cuanta más gente asista al funeral, más se honra a la persona fallecida.

Las familias relativamente ricas generalmente emplean a dos compañías al mismo tiempo, con la esperanza de hacer más animado el funeral. La CCTV criticó a los funcionarios locales, a quienes urgió a que restablezcan el orden social.

La Policía local detuvo inmediatamente a las cinco 'strippers' y el Gobierno del distrito emitió de inmediato varias notificaciones relacionadas con la administración de los funerales.

Las notificaciones estipulan que todos los espectáculos obscenos en los funerales deben ser cancelados y pidió que los comités aldeanos informen sobre los detalles de cada plan de funeral en un tiempo de 12 horas después del deceso.

Asimismo, en las notificaciones se proporciona un número de teléfono especial para que la gente denuncie actos incorrectos en los funerales, y se ofrecen recompensas de 300 yuanes (unos 30 euros) para quien proporcione información.