3 de diciembre de 2020
27 de junio de 2006

China.- Hu Jintao participó en el genocidio en Tíbet pero fue excluído de la querella por su inmunidad, según un abogado

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente chino, Hu Jintao, participó activamente en el presunto genocidio cometido por las autoridades chinas en el Tíbet pero, debido a que goza de inmunidad diplomática, no pudo ser incluido en la querella presentada ante la Justicia española, según informó hoy el abogado, José Elías Esteve.

"Cuando estábamos confeccionando la querella, una de las personas de las que teníamos más pruebas y datos concretos para procesar era Hu Jintao, actual presidente (de China), al que, por todo el tema de la inmunidad, tuvimos que quitar hasta que deje de serlo", señaló el letrado en una rueda de prensa en Madrid.

Esteve aseguró que el presidente chino fue "responsable directo de miles de víctimas y de procesos sumarísimos y torturas en todo el Tíbet" cuando fue presidente de esta región autónoma a finales de la década de 1980. "Se le conoce como el carnicero de Lhassa porque aplicó directamente medidas de represión y la ley marcial durante más de un año en el Tíbet", valoró el abogado.

El pasado 10 enero, la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional declaró la competencia del Juzgado Central de Instrucción número 2 para investigar los hechos denunciados por el Comité de Apoyo al Tíbet, la Fundación Casa del Tíbet y Thubten Wangcheg Sherpa Sherpa, quienes presentaron una querella el 28 de junio de 2005 contra el ex presidente chino Jiang Zemin y otros seis ex responsables comunistas en el Tíbet o en el Gobierno chino.

Según Esteve, se calcula que más de 1,2 millones de tibetanos han sido asesinados o han muerto a manos de oficiales chinos, más de 130.000 se han exiliado a lugares como India o Nepal y más del 90 por ciento de las instituciones religiosas y culturales han resultado destruidas desde la ocupación militar china del Tíbet en 1950.

En la rueda de prensa también participó el abogado Carlos Iglesias, quien calificó de "puerta abierta a la esperanza" la admisión a trámite de la querella presentada para investigar el presunto genocidio de seguidores del movimiento Falun Gong en China.

Iglesias denunció que la represión de las autoridades chinas contra Falun Gong desde 1999 ha dejado cerca de 20.000 muertos y dos millones de personas "ilegalmente encerradas en campos de trabajos forzosos donde son brutalmente torturados si no renuncias a su creencia".

Tanto Esteve como Iglesias saludaron además la postura "más que correcta" del Gobierno español ante las críticas y las presiones recibidas por Beijing tras la admisión a trámite de ambas querellas. "Por encima de los intereses económicos está la vida y la dignidad de las personas. No se puede ser cómplice (de las autoridades chinas)", valoraron.