2 de junio de 2020
18 de diciembre de 2008

China.- El presidente chino dice que las reformas deben continuar pese a la crisis económica

PEKÍN, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente chino, Hu Jintao, utilizó hoy la celebración del trigésimo aniversario del inicio de la apertura económica del país para defender, en estos momentos de crisis financiera, que las reformas continúen.

Según declaró Hu durante la ceremonia organizada en el Gran Palacio del Pueblo, el Gobierno chino seguirá concentrándose "en el desarrollo económico", y por ello seguirá impulsando las transformaciones en este sentido.

"Hemos expandido la apertura al exterior de manera constante, y esto ha permitido que el país haya protagonizado con éxito este gran cambio, pasando de estar semicerrado a completamente abierto", dijo Hu.

Las metas de la política futura de Pekín han de ser, de acuerdo con las pautas de Hu, crecimiento económico y estabilidad social. "La clave del rejuvenecimiento nacional es convertir el desarrollo económico en nuestro objetivo. Y el imperativo fundamental para nuestro Partido y nuestro país es alcanzar la prosperidad y el desarrollo, así como estabilidad y una paz duradera", afirmó.

El dirigente defendió que las políticas puestas en marcha por su Gobierno para contrarrestar la recesión económica mundial están surtiendo efecto, y aseguró que su equipo seguirá trabajando para garantizar la "sociedad armoniosa" tantas veces prometida durante los últimos años.

China se está enfrentando a un impacto por la crisis mundial mucho más grave de lo que inicialmente se había pronosticado. Hu insistió en que para encarar la crisis se impulsará la demanda interna y se promocionará el crecimiento, si bien aclaró que se reforzarán las herramientas de control macroeconómico del Estado y "se superará ciertas carencias del mercado en sí mismo".

La liberación económica, a la occidental, queda descartada. "Debemos hacer uso de los frutos de la civilización política humana, pero nunca copiaremos el sistema político de Occidente", advirtió.