20 de octubre de 2019
17 de junio de 2014

Un ciberataque amenaza al referéndum no oficial sobre reformas democráticas en Hong Kong

HONG KONG, 17 Jun. (Reuters/EP) -

El organizador de un referéndum no oficial sobre reformas democráticas en Hong Kong ha señalado este martes que la consulta se encuentra amenazada después de que la página web en la que se realiza la votación haya sufrido un ciberataque.

El profesor de Derecho de la Universidad de Hong Kong y organizador de la consulta, Benny Tai, ha señalado que la página web ha recibido "miles de millones de visitas" durante las jornadas previas a la votación, que empezará el próximo viernes. El ataque, conocido en el ámbito informático como 'ataque de denegación de servicio', ha tenido como objetivo saturar los servidores para que los internautas no puedan acceder a la página web.

El referéndum ha sido visto por activistas prodemocráticos como una buena prueba para demostrar el descontento de los habitantes de Hong Kong, que fue devuelto por Reino Unido a China en 1997, con el ritmo con el que se están acometiendo las reformas políticas prometidas por los líderes del Partido Comunista Chino.

"Estamos considerando, si el sistema 'online' no funciona según lo planeado, alargar en el tiempo la votación para poder contar con la mayor cantidad de votantes posible, como se ha planeado. Esperamos contar con cerca de 200.000 votantes, o incluso 300.000", ha añadido Tai. "Nada nos va a detener de seguir adelante. Continuaremos", ha asegurado.

En el caso de que los servidores sigan sin funcionar el domingo, se establecerán quince centros electorales repartidos por Hong Kong para que los votantes puedan participar en la consulta.

ELECCIONES EN 2017

Hong Kong es un enclave capitalista que disfruta de un alto grado de autonomía y libertad con respecto al resto de China, aunque Pekín ha resistido la presión para que el territorio consiga plena democracia. Asimismo, con una década de retraso, Pekín ha autorizado a los habitantes de la antigua colonia británica a votar al máximo dirigente de Hong Kong en 2017, lo que se convertirá en el mayor experimento democrático de China desde que el Partido Comunista se hizo con el poder en 1949.

Sin embargo, un alto funcionario chino ha señalado que se ha descartado la posibilidad de que la población presente candidaturas y ha insistido en que una pequeña comisión compuesta por 1.200 personas leales a Pekín elegirá a los candidatos a las elecciones.

El Gobierno también ha advertido de que solo se autorizará la candidatura de personas que "amen a China y Hong Kong", lo que se podría haber entendido por los activistas de la campaña prodemocrática como que solo se incluirá la candidatura de quienes cumplan las órdenes de Pekín, que prometió un "alto grado" de autonomía a Hong Kong bajo la fórmula de "un país, dos sistemas". Además, la antigua colonia británica tiene un sistema judicial independiente y relativa libertad de prensa.

Asimismo, Hong Kong es el único territorio chino que conmemora abiertamente los aniversarios de la masacre de Tiananmen, que tuvo lugar el 4 de junio de 1989. Mientras, la reticencia de China a la reforma democrática ha provocado que haya aumentado el número de protestas contra el Gobierno durante el último año.

Los organizadores de la consulta están esperando a los resultados para tomar una decisión con respecto a una manifestación multitudinaria convocada para el próximo mes de julio que podría provocar el cierre de algunas partes del distrito financiero de Hong Kong.

Para leer más