Cierran un cementerio en Míchigan tras el hallazgo de fetos sin incinerar que carecen de certificados de defunción

Cierran un cementerio en Míchigan tras el hallazgo de fetos sin incinerar que carecen de certificados de defunción
7 de diciembre de 2018 REUTERS / ALVIN BAEZ

WASHINGTON 6 (Reuters/EP)

El cementerio del Parque Knollwood, en Canton, Míchigan, ha cerrado sus puertas este jueves después de que las fuerzas de seguridad hallaran decenas de fetos sin incinerar que carecían de la documentación necesaria, según han informado las autoridades estadounidenses.

El hallazgo se ha producido en el marco de la investigación sobre la Funeraria Perry en la localidad de Detroit, donde la Policía encontró restos de más de 60 fetos. Los cuerpos en descomposición de 11 bebés fueron hallados en el falso techo de otro local de la funeraria en la ciudad.

De los cientos de fetos del cementerio de Míchigan, 44 no cuentan con la documentación apropiada, tal y como ha explicado el jefe de la Policía de Detroit James Craig. Los certificados de defunción son necesarios por ley, así como el documento de Disposición Final de la Muerte Fetal.

El Departamento de Licencias y Asuntos Regulativos (LARA, por sus siglas en inglés) ha detectado una creciente negligencia a la hora de enterrar los restos en cuestión en el cementerio de Canton, que ha recibido una multa de 135.000 dólares, según ha indicado la agencia en un comunicado.

Las autoridades registraron el cementerio tras recibir información sobre la existencia de entre 100 y 125 fetos que habrían sido depositados en la zona. "Knollwood ha mostrado una falta de integridad a la hora de proteger al público y una falta de ética. LARA ha registrado numerosas violaciones", ha aseverado.

Contador

Últimas noticias