19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 17 de abril de 2019

    Cierran los colegios electorales tras la triple cita electoral en Indonesia

    Cierran los colegios electorales tras la triple cita electoral en Indonesia
    YULI SEPERI/SIJORI IMAGES VIA ZU / DPA

    YAKARTA, 17 Abr. (Reuters/EP) -

    Los colegios electorales han cerrado sus puertas este miércoles tras haber completado una jornada de triple cita electoral en Indonesia marcada por la importancia de los comicios presidenciales, en los que parte como favorito el actual mandatario, Joko Widodo, aunque algunos analistas creen que su rival, el exgeneral Prabowo Subianto, podría llegar a dar la sorpresa.

    La jornada electoral ha concluido tras ocho horas de votación en un país con más de 5.000 kilómetros de extensión desde su extremo occidental hasta el oriental. El actual presidente, Joko Widodo, un empresario que comenzó su carrera política hace catorce años como alcalde de una pequeña ciudad, aspira a conseguir la reelección frente a su rival, Prabowo Subianto, un general que fue expulsado en 1988 de las Fuerzas Armadas por su papel en el secuestro y la desaparición de activistas defensores de la democracia y que fue derrotado por Joko por un estrecho margen en las presidenciales de 2014.

    La mayoría de las encuestas sitúan al actual mandatario como el favorito a conseguir la victoria, con una ventaja que llega a las dos cifras, si bien la oposición mantiene que la diferencia es mucho más estrecha y que Prabowo podría llegar a ganar. El candidato opositor, vestido con camisa blanca, se ha mostrado optimista tras votar en la ciudad de Bogor.

    Jokowi, como se conoce al actual presidente, ha votado en un colegio electoral de la capital, Yakarta, acompañado por su mujer, Iriana Widodo. "Me siento aliviado", ha dicho el mandatario tras ejercer su derecho al sufragio y mostrar el dedo marcado con tinta indeleble, un requisito del proceso electoral para luchar contra el fraude.

    Los centros electorales han abierto sus puertas a las 7.00 horas en el este del país y han cerrado a las 13.00 horas en el oeste de Indonesia. Los sondeos a pie de urnas, conocidos como "recuentos rápidos", se darán a conocer dos horas después de que termine la votación. El candidato ganador de los presidenciales se conocerá a última hora de este miércoles, si bien los resultados oficiales no se harán públicos hasta mayo.

    Si hay disputas, un sala de nueve jueces del Tribunal Constitucional deberá pronunciars al respecto en el plazo de catorce días. Más de 10.000 voluntarios participarán para dar a conocer los resultados publicados en centros electorales en tiempo real para intentar combatir el fraude. La oposición, sin embargo, ha denunciado que hay irregularidades en el censo que podrían afectar a millones de personas y ha prometido que ejercerá acciones legales si no se atienden sus quejas.

    El candidato a vicepresidente con Joko Widodo, el clérigo musulmán conservador Maruf Amin, ha hecho un llamamiento para una jornada electoral pacífica. "Las elecciones presidenciales no son una guerra sino la búsqueda del mejor líder", ha indicado, según informa la cadena de televisión Kompas.

    Estos comicios son las mayores elecciones presidenciales democráticas del mundo y también uno de los procesos más complicados porque los electores deben votar a los candidatos a presidente, vicepresidente y a los parlamentarios nacionales y regionales.

    Algunos electores en Yakarta han mostrado su malestar por las dificultades en la triple cita electoral. "Las papeletas con las fotos son realmente confusas. La otra tiene un montón de nombres que no reconozco", ha indicado, Orlando, Yudistira, un elector de 19 años que ejerce por primera vez su derecho al voto.

    En la provincia de Papúa, en el extremo oriental, en algunas zonas se han registrado retrasos y hasta última hora había 64 distritos que no habían recibido "la logística electoral necesaria". Los medios han informado de que las últimas inundaciones han destruido tres centros electorales en la isla de Sumatra.

    Para leer más