26 de mayo de 2020
24 de marzo de 2014

El clérigo salafista Al Assir reaparece con un mensaje de vídeo en el que carga contra Hezbolá y el Ejército

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El clérigo salafista libanés Ahmed al Assir, fugado desde junio de 2013 tras los enfrentamientos en la localidad de Sidón entre el Ejército y hombres armados fieles al jeque, que se saldaron con la muerte de 18 soldados y 20 milicianos, ha reaparecido este domingo en un mensaje de vídeo en el que ha cargado contra los partidos chiíes Hezbolá y AMAL, así como contra el Ejército.

"Líbano está bajo la hegemonía total del esquema iraní a través de Halesh --en referencia a Hezbolá-- y del Movimiento AMAL", ha indicado Al Assir en la grabación, según ha informado el diario libanés 'An Nahar'.

Por el momento se desconoce cuándo fue grabado el vídeo, que ha sido publicado en medio de varias informaciones sobre la muerte o captura del clérigo en los enfrentamientos entre el Ejército sirio y los rebeldes en la localidad siria de Yabrud.

En el vídeo, el jeque ha descrito al Ejército libanés "como la principal y más importante herramienta de Hezbolá" en el interior de Líbano, al tiempo que ha tildado al jefe del Ejército, Jean Qahwaji, de "criminal".

"Eres perfectamente consciente de que hay escuadrones de la muerte similares a los del criminal (primer ministro de Irak, Nuri) Al Maliki en Irak en el interior de la institución militar, que están liquidando a nuestros jóvenes", ha dicho, antes de pedir a los oficiales y soldados suníes que deserten.

Por último, ha amenazado a Hezbolá y al Movimiento AMAL diciendo que "será imposible coexistir con vosotros antes de que vuestras cabezas sean aplastadas, y, si Dios quiere, llevaremos a cabo esfuerzos para lograrlo".

El clérigo saltó a primera línea informativa en los meses previos a los enfrentamientos en Sidón tras llamar a la 'yihad' contra Hezbolá y las tropas del presidente sirio, Bashar al Assad, y cruzar la frontera común para visitar a varias brigadas islamistas radicales que combaten en el país vecino contra las fuerzas gubernamentales en el marco de la guerra civil siria.

La violencia se desató tras un ataque de los milicianos de Al Assir contra un control situado en la carretera entre Sidón y Abra, cerca de la mezquita de Bilal bin Rabah, donde predicaba Al Assir, que se saldó con la muerte de tres soldados. Al parecer, el ataque era en represalia por la detención de uno de los seguidores del clérigo.

Para leer más