26 de abril de 2019
24 de mayo de 2014

Una clínica de rehabilitación canadiense reconoce que trata al alcalde de Toronto en su problema con el alcohol

TORONTO, 24 May. (Reuters/EP) -

Una clínica de rehabilitación canadiense ha informado este viernes de que está ofreciendo tratamiento al alcalde de Toronto, Rob Ford, que llevaba tiempo sin comparecer en público después de prometer en repetidas ocasiones que buscaría ayuda para abordar su problema con el alcohol.

La clínica, situada a unos 200 kilómetros al norte de Toronto, ha publicado un comunicado en el que ha solicitado respeto para la privacidad de su paciente, del que aseguran que han tenido su consentimiento para dar a conocer su situación.

Ford, que protagonizó una intensa polémica durante el año pasado después de admitir que había fumado crack, comprado drogas ilegales y haber conducido ebrio, ha repetido en numerosas ocasiones que no tenía un problema.

Sin embargo, hace un mes aseguró que se tomaría un descanso para abordar sus problemas con la bebida, después del que ha incidido en que volverá a su cargo como alcalde de Toronto.

"COMO EN UN CAMPAMENTO"

A principios de mes, poco después de conocerse su retiro temporal para abordar sus problemas, Ford aseguró sentirse "bien" y calificó de "increíble" el tratamiento al que está siendo sometido, al que llegó a comparar con un "campamento".

En este sentido, explicó que participa en reuniones y que trabaja todos los días para "aprender" de los errores del pasado. Respecto a su regreso, el alcalde subrayó que "por supuesto" que va a volver para "patear culos".

Pese a no poner fecha para su regreso, Ford sí ha confirmado que se presentará a los comicios locales. "El 28 de octubre, no hará falta cambiar las cerraduras. No hará falta limpiar mi oficina porque volveré", declaró.