26 de abril de 2019
  • Jueves, 25 de Abril
  • 15 de enero de 2008

    Clinton y Obama moderan su discurso para limar las diferencias que estaban dividiendo al partido demócrata

    CARSON CITY (NEVADA, EEUU), 15 Ene. (Reuters/EP) -

    Los rivales demócratas a la presidencia de Estados Unidos Hillary Clinton y Barack Obama han moderado sus últimos discursos en un intento de limar diferencias en torno a una carrera que estaba dividiendo a su partido, que durante décadas se ha vanagloriado de defender los derechos de las minorías.

    "Me ha preocupado un poco el talante de la campaña en los últimos días", señaló Obama a los periodistas en Reno (Nevada), tras intervenir en un mitin ante 2.500 asistentes. "Compartimos los mismos objetivos, somos todos demócratas, creemos todos en los derechos civiles, en la igualdad de derechos", añadió.

    Clinton se había enzarzado en una batalla dialéctica con Obama por sus comentarios de la semana pasada que algunos interpretaron como una minusvaloración del papel de King en la aprobación del Acta de Derechos Civiles de 1964, dando más crédito al entonces presidente Lyndon Johnson. Sin embargo, tanto Obama como Clinton han suavizado sus palabras.

    "Creo que (el ex presidente) Bill Clinton y Hillary Clinton han estado histórica y consistentemente en el lado correcto de los derechos civiles. Creo que se preocupan por la comunidad afroamericana y se preocupan por todos los estadounidenses y quieren ver igualdad de derechos y de justicia en este país".

    Por otro lado, en Carson City contestó a una pregunta de una votante sobre si un hombre negro podría ser elegido presidente de Estados Unidos. "No quiero un candidato con la etiqueta demócrata que no sea elegible", dijo Christy Tews, de 68 años, quien añadió que respaldaría a Obama tras escuchar su discurso. "Nunca hemos elegido un negro en nuestro país", añadió.

    Obama, hijo de un keniano y una estadounidense blanca, insistió en Nevada en su triunfo político en Illinois afirmando que "dijeron que nunca elegirían a un negro llamado Barack Obama", y remarcó que los votantes quieren hoy a alguien que pueda resolver problemas. No obstante, afirmó que no quiere "sonar ingenuo" y que sabe que habrá gente que no le vote por ser negro. "Igual que habrá quien no vote por Hillary porque es mujer o no vote por John Edwards simplemente porque no les gusta su acento", destacó.

    CLINTON SOBRE KING

    Las palabras de Obama llegaron en una jornada en la que la ex primera dama se dirigió a una audiencia fundamentalmente negra en Nueva York, reunidos para pedir más dinero para seguridad y celebrar el aniversario del nacimiento de Martin Luther King.

    Clinton, senadora por Nueva York que podría convertirse en la primera mujer presidenta, asumió también un tono conciliador, elogiando el hecho de que los dos principales candidatos demócratas fueran un negro y una mujer.

    "Cada uno de nosotros, no importa quiénes seamos o dónde empezamos, se ha beneficiado del doctor King. Tanto el senador Obama como yo sabemos que estamos hoy aquí por líderes como el doctor King y generaciones de hombres y mujeres como vosotros", dijo.

    En cuanto a la polémica por las palabras de Clinton acerca de Martin Luther King y su papel en la aprobación del Acta de Derechos Civiles de 1964, Clinton acusó a Obama de desvirtuar sus palabras, ya que éste las había calificado de "ridículas".

    El Acta de Derechos Civiles declaró ilegal la segregación de negros y blancos en los colegios y otros lugares públicos. King fue líder del movimiento de derechos civiles y ganó en premio Nobel de la Paz en 1964, cuatro años antes de ser asesinado.