23 de abril de 2019
25 de mayo de 2008

Colombia.- El Gobierno colombiano confirma la muerte de 'Tirofijo' y reta a las FARC a que demuestren lo contrario

MADRID, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El jefe del Estado Mayor conjunto de las Fuerzas Militares colombianas, David Moreno, confirmó hoy en rueda de prensa la muerte del máximo jefe de la guerrilla de las FARC , Manuel Marulanda, alias 'Tirofijo', aunque no concretó las verdaderas causas de su muerte, según informó 'Caracol Radio'.

El Ministerio de Defensa reveló que 'Tirofijo' murió el pasado 26 de marzo y que "en los días en que se presentó su muerte, la Fuerza Pública realizó una serie de operaciones y bombardeos en diferentes áreas de La Uribe, en el departamento del Meta. La primera en el cerro del Purgatorio, la segunda en la laguna de los Osos, y la tercera en la cabecera del río Papaneme". Según las Fuerzas Militares, Manuel Marulanda se encontraba en esa zona, sin embargo, ningún bombardeo se realizó en la fecha de la muerte del jefe guerrillero.

Además de esta confirmación, el almirante David Moreno instó a las FARC a que demuestren lo contrario, si no consideran ciertas estas afirmaciones, que ya fueron anunciadas por el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, en una entrevista concedida a la revista colombiana 'Semana'.

Este sería uno de los golpes más duros que habría sufrido el grupo, ya que 'Tirofijo', fundador y máximo jefe de las FARC, de 72 años, era quien mantenía cohesionada la agrupación, aunque ahora se presupone que habría sido reemplazado en la cúpula de la guerrilla por Guillermo Sáenz, alias 'Alfonso Cano'.

Es la tercera muerte de un miembro del secretariado de las FARC desde el mes de marzo pasado. Luis Edgar Devia 'Raúl Reyes' murió en un bombardeo del Ejército colombiano el pasado 1 de marzo en un campamento en Ecuador, a 2 kilómetros de la frontera con Colombia. El incidente provocó una crisis diplomática con Ecuador, respaldado por Venezuela y Nicaragua. Una semana más tarde falleció 'Iván Ríos' a manos de 'Rojas' uno de sus lugartenientes.

El Gobierno colombiano aprovechó de nuevo esta ocasión para reiterar el llamamiento a las FARC para que se desmovilicen, como lo han venido haciendo un número creciente de sus integrantes.