17 de octubre de 2019
14 de marzo de 2009

Colombia.- Al menos cuatro personas resultan heridas al estrellarse un helicóptero en el tejado de una casa de Bogotá

BOGOTÁ, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

Al menos cuatro personas resultaron heridas después de que el helicóptero en el que viajaban se estrellase hoy en un barrio del sur de Bogotá, provocando un tremendo susto en los vecinos del lugar.

La avioneta estaba sobrevolando la capital para obtener fotografías sobre las condiciones del tráfico cuando el piloto detectó fallos mecánicos en el aparato, que se precipitó a tierra y se estrelló contra el techo de una casa de dos plantas, a poca distancia de la Escuela Genreal Santander de la Policía Nacional. En ese momento no había nadie en el interior de la vivienda afectada.

A bordo del helicóptero viajaban los tripulantes Luis Carlos Romero (27 años) y Álvaro Varela (30) y los fotógrafos Gerardo Ramos (40) y Bernardo Pinzón (35) de la Secretaría de Movilidad, informa el diario colombiano 'El Tiempo' en su edición digital.

El secretario de Salud colombiano, Héctor Zambrano, confirmó que los cuatro sufrieron leves traumas dentales y torácicos por lo que fueron trasladados al Hospital de la Policía y al Hospital de Kennedy para la valoración médica.

TREMENDO SUSTO

Los vecinos del barrio de 'La Alquería' se llevaron un tremendo susto cuando el helicóptero, que sobrevolaba muy bajo, se desplomó dando vueltas sobre su propio eje. Las primeras imágenes transmitidas desde el lugar del accidente muestran el helicóptero sobre el tejado de la casa en 'buenas condiciones' pese a haber sufrido el aparatoso accidente.

"Apenas se estrelló, los vecinos fueron a golpear en la puerta de la casa, pero nadie abrió. Tuvieron que romper las ventanas para entrar", dijo el propietario de un comercio cercano al lugar del accidente. Otro de los vecinos señaló que "afortunadamente en el barrio somos muy solidarios y sobraron extintores para apagar las llamas".

Rosa Victoria Delgado, vecina que vive en la casa de al lado donde se estrelló la avioneta, pensó que la aeronave había caído sobre su casa. "El estruendo fue terrible y toda la calle se llenó de humo", relató. Las tejas y los ladrillos de la casa afectada volaron a varios metros y afectaron a otras viviendas.

El comandante de la Policía Metropolitana, general Rodolfo Palomino, explicó que el helicóptero partió del aeropuerto de Guaymaral, luego recogió a los cámaras en el helipuerto de la Dirección General de la Policía (en el CAN) y llevaba 50 minutos en el aire cuando se desplomó. Las autoridades han decidido recuperar el helicóptero pieza por pieza ya que consideran que es la mejor forma de retirarlo.