23 de septiembre de 2019
  • Domingo, 22 de Septiembre
  • 4 de abril de 2008

    Colombia.- Un rehén pide a Uribe y Chávez "hacer lo imposible" para liberarlos porque se están "pudriendo" en la selva

    BOGOTA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El ex congresista Oscar Tulio Lizcano, en poder de las FARC desde hace siete años, ha pedido a los presidentes de Colombia y Venezuela, Alvaro Uribe y Hugo Chávez, que hagan "lo imposible" para liberar a los secuestrados porque se están "pudriendo en la selva".

    Así lo asegura Lizcano en un vídeo presentado por la senadora colombiana Piedad Córdoba, que ha mediado en varias ocasiones entre el Gobierno y las FARC, como la primera prueba de su supervivencia desde que fue secuestrado hace siete años.

    "Soy Oscar Tulio Lizcano, llevo siete años de cautiverio pero estoy vivo", dice el ex parlametario conservador en el vídeo en el que aparece rodeado de cuatro guerrilleros, tres hombres y una mujer con el rostro descubierto.

    Lizcano pide también al presidente Uribe que desista de la posibilidad de un rescate militar y lo invita a buscar una "salida humana" para los más de 3.000 colombianos que se encuentran privados de la libertad.

    "Comandante Chávez, haga usted como buen soldado de (Simón) Bolívar lo imposible para sacarnos de aquí, porque nos estamos pudriendo en esta selva", señaló el ex parlamentario, que insistió en pedir a Uribe que busque un acuerdo humanitario con las FARC.

    Se dirige también a su esposa Martha de Lizcano para agradecerle los mensajes que le envía cada madrugada por la radio. Hace siete años que la familia Lizcano no conocia ninguna noticia sobre su estado.

    Poco después de conocer el vídeo, Martha de Lizcano aseguró estar "muy emocionada" porque, según dijo, "las pruebas de vida son vida para los familiares". "No quiero darle las gracias, sino que dios le pague a usted y al presidente Chávez. No nos abandonen", indicó.

    Por su parte, la senadora Córdoba aseguró sí se puede lograr el acuerdo humanitario, que no hay que perder la esperanza, "y que ésta es una demostración de que si los colombianos trabajamos y deseamos la paz y una salida política negociada se puede dar el acuerdo".

    "Voy a seguir trabajando con el presidente Chávez luchando para que las FARC no se queden en la selva, que sigan con la posibilidad de entregar más pruebas, pero sobre todo de avanzar en el acuerdo humanitario", sentenció.