22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 2 de febrero de 2009

    Colombia.- Uribe autoriza a Piedad Córdoba para que continúe con la liberación de los otros dos rehenes de las FARC

    BOGOTÁ, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de Colombia, Álvaro Uribe, autorizó hoy nuevamente a la senadora Piedad Córdoba para que continúe con el proceso de liberación de los otros dos rehenes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), tras haber anunciado ayer que sólo podrían intervenir el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y la delegación enviada por el Gobierno de Brasil.

    Un comunicado divulgado este lunes por la Presidencia de la República informa de que Uribe "ha aceptado la solicitud" del CICR para que Córdoba "acompañe a esta entidad en la liberación de los secuestrados", alegando que ha reconsiderado su decisión "por solidaridad con las familias y los secuestrados".

    El mandatario colombiano anunció el domingo, tras concretarse la entrega por parte de las FARC de cuatro uniformados, que el operativo de liberación del ex gobernador del departamento de Meta Alan Jara, previsto para este lunes, y del ex diputado Sigifredo López, del próximo miércoles, se llevaría a cabo con la única intervención del CICR con los medios logísticos proporcionados por Brasil.

    Esta decisión dejaba fuera a Córdoba y al grupo Colombianos y colombianas por la paz, principales protagonistas de todo el proceso de entrega de seis cautivos que la guerrilla prometió entregar de forma unilateral. Para Uribe la gestión del CICR y de Brasil es más que suficiente en esta misión humanitaria.

    Córdoba había criticado que ayer, durante la liberación de los tres policías y el soldado en un punto de la selva no precisado, varios aviones militares sobrevolaron la zona, a pesar de que el Ejército colombiano se había comprometido a suspender las operaciones. Uribe admitió estos hechos pero aclaró que nada de esto afectó las garantías de seguridad de la misión humanitaria.

    Las declaraciones de Uribe fueron duramente cuestionadas por algunos miembros de Colombianos y colombianas por la paz, quienes consideraron que estas afirmaciones ponían en peligro todo el operativo, debido a que las FARC, desde un comienzo pusieron como condición la presencia de la senadora en la entrega de los rehenes.

    Asimismo, en el comunicado la Presidencia "expresa su preocupación por la exaltación del terrorismo" y repudió el atentado ocurrido con un coche bomba en la ciudad de Cali, departamento de Medellín, donde murieron al menos dos personas y otras 30 resultaron heridas.