15 de septiembre de 2019
17 de octubre de 2009

La comisión de Zelaya presenta una contrapropuesta ante el estancamiento del diálogo

CARACAS, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

La ronda de negociaciones de este viernes entre las delegaciones del presidente depuesto, Manuel Zelaya, y del Gobierno 'de facto' concluyó sin un acuerdo a pesar de los indicios de acercamiento. La comisión de Zelaya rechazó finalmente el borrador presentado por la del presidente 'de facto', Roberto Micheletti, y ha presentado una contrapropuesta.

La delegación de Zelaya calificó de "absolutamente inaceptable" la propuesta del gobierno 'de facto' de que la Corte Suprema decida su restitución, en vez de ser el Congreso. No obstante, le dio un nuevo plazo hasta el lunes para lograr un consenso.

"Es una propuesta absurda. Nosotros propusimos que fuera el Congreso, que previa opinión de las instancias pertinentes, incluyendo la Corte Suprema de Justicia (...), emita la decisión", explicó el negociador de Zelaya, Víctor Meza, citado por el diario venezolano 'El Universal'.

"Mantenemos firme nuestra propuesta y el presidente Zelaya da un nuevo plazo hasta el lunes. Estamos a la espera de una respuesta. Si no, se rompe el diálogo", anunció por su parte el ministro de Turismo de Zelaya, Ricardo Martínez.

Mientras, el Gobierno 'de facto' insiste en su voluntad de negociar. "Seguimos en el diálogo todo el tiempo que sea necesario. El Gobierno ofrece toda las disposiciones y garantías para que la mesa de diálogo se prolongue", declaró el ministro de la Presidencia del Gobierno 'de facto', Rafael Pineda Ponce, quien desmintió a la canciller de Zelaya, Patricia Rodas, que había declarado desde Bolivia, durante la Cumbre de la ALBA, que el diálogo se había roto por la "intransigencia de la dictadura".

Por su parte, Vilma Morales, miembro de la comisión de diálogo de Micheletti, afirmó desde la Casa Presidencial que recibieron "una contrapropuesta" de la representación de Zelaya, que analizarán y en su momento responderán.

Morales indicó que van "a estudiar la contrapropuesta", que le dedicarán "el tiempo que sea necesario" y que "en el momento más próximo" se va a "reanudar el diálogo".

El retorno de Zelaya a la Presidencia es el único punto que falta por acordar dentro del plan que propuso el mediador y presidente costarricense, Óscar Arias, conocido como Acuerdo de San José, con el fin de solucionar la crisis desatada tras el golpe de Estado perpetrado el pasado 28 de junio.

Las partes habían acordado previamente la creación de un gobierno de unidad, celebrar elecciones el 29 de noviembre, no aplicar amnistía y un tema sensible: la renuncia de Zelaya a convocar a una Asamblea Constituyente.