23 de agosto de 2019
29 de noviembre de 2008

Concluye la operación militar en el hotel Taj Mahal con tres terroristas y un soldado muertos

Concluye la operación militar en el hotel Taj Mahal con tres terroristas y un soldado muertos
REUTERS

BOMBAY, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las operaciones militares que se estaban desarrollando en el último foco de conflicto que quedaba en Bombay, el hotel Taj Mahal, concluyeron alrededor de las 08:00 hora local (03:30 en España), según confirmó a los medios de comunicación locales el jefe del comando de élite, Jyoti Krishna Dutt, quien dio por finalizado el desalojó de los terroristas y confirmó la muerte de al menos tres milicianos y un soldado.

"El Taj está bajo control", indicó el jefe de la Policía de Bombay, Hasan Gafoor, en declaraciones a Reuters nada más concluir el despliegue, que duró unas 62 horas horas y estuvo rodeado de momentos de tensión, especialmente cuando de madrugada se pudieron escuchar cinco explosiones en el interior del edificio y, posteriormente, asomaron por las ventanas llamas e intensas columnas de humo.

No obstante, según señaló Dutt en una comparecencia ante los medios, las operaciones continuarían hasta "comprobar cada habitación y cada piso". En los primeros momentos, las fuerzas de seguridad se hicieron con dos fusiles de asalto AK-47, una pistola y varias granadas de mano, según informaciones de los medios locales recogidas por Europa Press.

Además, la autoridades trasladaron al lugar a perros policía, mientras las ambulancias comenzaban a llegar y, poco a poco, las fuerzas de seguridad que llevaban horas agolpadas alrededor del lujoso establecimiento se movían de sus posiciones.

ÚLTIMO FOCO

El Taj Mahal era el último reducto activo que quedaba de la cadena de atentados que el miércoles golpeó Bombay y que dejó paso a tres días de caos. Las autoridades han confirmado la muerte de unas 160 personas y la existencia de centenares de heridos, entre los que se encuentra un matrimonio español.

Los terroristas, supuestamente pertenecientes al grupo Deccan Muyahidín, perpetraron diversos tipos de ataques en una decena de enclaves de la capital financiera india. Sin embargo, las mayores tensiones se vivieron en los hoteles Taj Mahal y Trident Oberoi, donde permanecieron retenidos dos empresarios españoles, y en el centro judío Casa Nariman.