23 de agosto de 2019
  • Jueves, 22 de Agosto
  • 29 de noviembre de 2008

    La confesión de uno de los detenidos vuelve a apuntar la investigación al grupo paquistaní Lashkar e Taiba

    MADRID, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El presunto terrorista detenido tras la cadena de atentados en Bombay podría haber confesado su pertenencia al grupo paquistaní, con base en Cachemira, Lashkar e Taiba (Ejército de los Puros), coincidiendo con las estimaciones que maneja la inteligencia estadounidense y que apuntan bien a ese grupo o a las guerrillas de Jaish e Muhammad, también establecidas en la región autónoma.

    El detenido es un joven de 21 años que responde al nombre de Azam Amir Kasav, procedente de la localidad paquistaní de Faridkov. Kasav fue uno de los dos terroristas encargados de perpetrar el atentado contra la estación Chhatrapati Shivaji Terminus (CST) el pasado miércoles por la noche y, según ha confesado a la Policía india, la intención de los atentados era reproducir "un 11-S en India" y reducir a escombros el hotel Taj, un símbolo de la prosperidad económica del país, según informó el diario 'The Indian Express'.

    Kasav y su cómplice abrieron fuego contra los transeúntes que se encontraban en la estación, acabando con la vida de al menos 10 personas, antes de escapar en un coche robado. Posteriormente, fueron interceptados por la Policía, con la que iniciaron un breve enfrentamiento armado, que culminó con la muerte del compañero del terrorista detenido, quien resultó herido leve durante el tiroteo.

    De acuerdo con la declaración registrada por la Policía durante su interrogatorio, Kasav admitió que fue entrenado, junto con otros reclutas, en dos campos de entrenamiento de Pakistán, donde fueron entrenados en el manejo de armas de fuego, explosivos y finalmente, tácticas de acercamiento por mar, presuntamente empleadas cuando el grupo se trasladó a India mediante un barco pesquero previamente secuestrado, según apuntan las investigaciones. Desde el barco, los atacantes fletaron varios botes para llegar a los diversos puntos donde cometerían los atentados. Se sabe que el capitán del barco está muerto y se desconoce el estado de los otros cuatro miembros de la tripulación.

    "Durante el interrogatorio preliminar, Kasav aseguró que recibió instrucciones de disparar a discreción para causar el mayor número de bajas posibles", aseguraron fuentes policiales. El agente, bajo el anonimato, indicó que "el grupo había llegado a India tras secuestrar un pesquero con cinco tripulantes, forzando a uno de ellos a acompañarles hasta su lugar de destino. Después acabaron con su vida. "(Kasav) No reveló los nombres de otros terroristas, y aseguró que todos ellos habían recibido nombres en código", indicaron estas fuentes.

    Junto con Kasav se encuentran bajo custodia policial otros ocho arrestados, según el director general de la Policía de Maharashtra, A.N. Roy. "Una vez que hayamos terminado el interrogatorio, muchos hechos terminarán saliendo a la luz", aseguró.

    LASHKAR E TAIBA

    El grupo Lashkar e Taiba fue fundado en 1991 en la provincia afgana de Kunar, pero ahora tiene su base cerca de Lahore, en Pakistán, desde donde gestiona el desarrollo de varios campos de entrenamiento en la Cachemira paquistaní. Su objetivo principal es poner fin a la intervención india en la región, siempre desde un paradigma fundamentalista islámico que insta a la realización de la Yihad (o guerra santa).

    A pesar de que el grupo ha negado toda implicación en la cadena de atentados en Bombay, fuentes de la Inteligencia estadounidense apuntan a que el grupo cuenta con el nivel de organización suficiente y la capacidad marítima para emprender la "sofisticada" acción armada en diversos puntos de la capital financiera del país asiático.

    El grupo nunca ha perpetrado actos terroristas contra extranjeros, pero analistas estadounidenses consideran que el grupo "no persigue una agenda exclusivamente centrada en la Cachemira" y que podrían haber ampliado sus objetivos para ganar la atención internacional.