31 de marzo de 2020
5 de julio de 2018

El Consejo de Europa dice que los puntos de desembarco podrían ir contra los derechos de los migrantes

 El Consejo de Europa dice que los puntos de desembarco podrían ir contra los derechos de los migrantes
FRANCESCO MALAVOLTA/IOM 2015 / PICASA - ARCHIVO

La comisaria de DDHH del organismo pide un "análisis exhaustivo" sobre la propuesta pactada en la UE Advierte sobre los puntos de desembarco fuera de Europa y destaca el "papel crucial" de las ONG

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La comisaria de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Dunja Mijatovic, ha reclamado este jueves un "análisis exhaustivo" sobre la propuesta de puntos de desembarco y centros para inmigrantes pactada la semana pasada y ha advertido de que la misma "debería ser retirada" en caso de que se determine que tendrían un impacto negativo sobre los derechos de los migrantes, solicitantes de asilo y refugiados.

Mijatovic ha manifestado en un comunicado que "cualquier cooperación externa sobre migración debe ser transparente y con rendición de cuentas" y ha agregado que "esto incluye la propuesta sobre plataformas regionales de desembarco".

"Los estados europeos deben llevar a cabo y publicar un análisis exhaustivo de cualquier propuesta de este tipo, abordando su impacto potencial" sobre los derechos de estas personas. "Deben establecer de forma explícita qué medidas adoptarán para evitar este impacto adverso", ha señalado.

La comisaria ha recalcado que, "una vez se inicie con la aplicación de una opción particular, se debe poner en marcha un sistema de monitorización independiente y efectivo para garantizar que se cumplen las normas de Derechos Humanos".

"Se debe garantizar la independencia para que el organismo de supervisión no tenga un papel político, económico u operacional que jugar en la aplicación de la opción particular (aprobada)", ha esgrimido, antes de pedir que los resultados de estos trabajos de supervisión "sean hechos públicos y tengan la capacidad de detener cualquier operación que ponga en riesgo los Derechos Humanos de los migrantes y solicitantes de asilo".

Asimismo, ha lamentado que "la postura actual de los estados europeos ante la llegada de refugiados y migrantes haya transformado un asunto manejable en uno extremadamente divisorio, en particular entre los estados miembro de la UE".

Mijatovic ha recordado que la situación "ha causado un sufrimiento inmenso a miles de personas que buscaron protección" y ha argumentado que "es momento de que los estados europeos pongan los derechos de los migrantes, solicitantes de asilo y refugiados, así como el principio de responsabilidad compartida, en el centro de sus políticas migratorias y de asilo".

"Si bien los estados tienen el derecho a controlar sus fronteras y garantizar la seguridad, esto no puede llegar a costa de los Derechos Humanos", ha valorado, al tiempo que ha reiterado que las últimas decisiones del Consejo Europeo y a nivel nacional "elevan el número de preocupaciones que los estados europeos deben abordar para cumplir sus obligaciones bajo el Derecho Humanitario, que se han comprometido a respetar".

En este sentido, la comisaria ha argumentado que cualquier postura sobre la migración en el Mediterráneo "debe garantizar un sistema con recursos suficientes y totalmente operativo para salvar vidas en el mar". "Las recientes tragedias, que se han saldado con la pérdida de cientos de vidas, deben recordarnos la necesidad urgente de actuar", ha añadido.

PUNTOS DE DESEMBARCO FUERA DE EUROPA

La comisaria ha destacado además que otro motivo de preocupación son las condiciones de desembarco de los migrantes y ha exigido que "las propuestas para desembarcar fuera de Europa requieren una consideración cuidadosa desde el punto de vista de los Derechos Humanos".

"Debe haber procedimientos claros para salvaguardar los Derechos Humanos, asignar responsabilidades y rendición de cuentas de las instituciones o agencias de la UE, los estados miembro y las autoridades de los terceros países, así como de las organizaciones internacionales y otros", ha sostenido.

Asimismo, ha pedido que "los mecanismos de queja o revisión judicial estén disponibles para aquellos que consideren que sus derechos se ven afectados de forma negativa por las actividades de cualquiera de estos actores".

"Cualquier lugar de desembarco, ya sea fuera o dentro de Europa, debe garantizar la protección efectiva contra la devolución (a los países de origen), en particular garantizando el acceso a la posibilidad de pedir protección internacional", ha añadido.

Mijatovic ha incidido además en que "estos lugares deben garantizar las condiciones adecuadas de recepción", entre las que ha enumerado buenas condiciones de alojamiento, acceso a agua potable, comida e instalaciones sanitarias, así como instalaciones educativas para los niños.

"En este sentido, se deben poner en marcha medidas para asegurar la protección de personas vulnerables, incluidos niños, mujeres, personas LGBTI, minorías étnicas y religiosas y víctimas de torturas o tráfico de personas", ha recalcado.

Así, ha pedido "procedimientos claros" para "garantizar soluciones duraderas" para aquellas personas que necesitan protección, incluyendo la posibilidad del reasentamiento, así como "un retorno seguro" para aquellos que no.

"Los lugares de desembarco no deben convertirse en centros donde a las personas se les arrebate automáticamente su libertad", ha advertido, antes de reiterar que "cualquier restricción a su derecho a la libertad debe estar claramente establecida por la ley y ser necesaria y proporcionada".

"La detención de niños como consecuencia de el estatus migratorio de sus padres considera una violación de sus derechos, y por tanto no debe tener lugar", ha destacado Mijatovic, quien ha manifestado además que la respuesta europea "no debe minar el derecho de los que llegan a Europa a solicitar asilo".

Mijatovic ha explicado en este sentido que "los estados europeos deben evitar siempre trasladar a personas a través de su frontera sin un procedimiento individualizado", al tiempo que ha pedido "una mayor responsabilidad compartida" por parte de los países.

"PAPEL CRUCIAL" DE LAS ONG

Mijatovic ha ensalzado "el papel crucial" que juegan las ONG en este sentido y ha defendido que "sean libres de usar puertos y otras instalaciones para las operaciones de rescate y ayudar a los migrantes".

Por ello, ha lamentado que "varios países miembro del Consejo de Europa están restringiendo el trabajo de las ONG, lo que pone en peligro las vidas de mucha gente". "Cuando los estados miembro coordinan operaciones de rescate deben hacer uso de todas las capacidades de búsqueda y rescate disponibles, incluidos los buques de las ONG", ha recalcado.

En esta misma línea, ha argüido que "las autoridades coordinadoras deben garantizar que se dan instrucciones durante las operaciones de rescate para que se respeten totalmente los derechos de los migrantes rescatados, incluido evitar que sean puestos en situaciones en las que se amenace su derecho a la vida o en las que puedan ser sometidos a torturas, tratamientos inhumanos o degradantes o la privación arbitraria de su libertad".

RESPONSABILIDAD MORAL Y LEGAL

Por otra parte, la comisaria ha destacado que los estados europeos "tienen deberes morales y legales" para hacer que sus sistemas migratorios y de asilo son "más humanos".

"Para evitar nuevas tragedias, sigue siendo una prioridad expandir las rutas seguras y legales hacia Europea, incluido el reasentamiento, las admisiones humanitarias y la reunificación familiar", ha defendido.

"Durante los últimos años, miles de personas que necesitan protección han muerto o atravesado grandes sufrimientos en su desesperado viaje para lograr cobijo en Europa", ha recordado, antes de lamentar que "la retórica política sea más hostil" en un momento en el que "ha descendido el número de llegadas".

Por último, Mijatovic ha apuntado que "es momento de que los líderes europeos demuestren que los Derechos Humanos, el Estado de Derecho y los valores europeos aún importan".

Para leer más