30 de marzo de 2020
4 de febrero de 2019

El Consejo de Seguridad de la ONU insta a las partes a retirarse de la estratégica ciudad de Hodeida, en Yemen

El Consejo de Seguridad de la ONU insta a las partes a retirarse de la estratégica ciudad de Hodeida, en Yemen
REUTERS / ABDULJABBAR ZEYAD

NUEVA YORK, 4 Feb. (Reuters/EP) -

El Consejo de Seguridad de la ONU ha emplazado este lunes a los dos bandos de la guerra de Yemen a desalojar la estratégica ciudad de Hodeida "sin más dilación" para cumplir así el acuerdo pactado y la tregua en vigor para esta ciudad.

"Los miembros del Consejo de Seguridad piden a las partes aprovechar esta oportunidad para avanzar hacia una paz sostenible ejerciendo contención, reduciendo la tensión, cumpliendo sus compromisos respecto al Acuerdo de Estocolmo y avanzando en su rápida aplicación", apunta el Consejo de Seguridad.

Además, el máximo organismo decisorio de la ONU emplaza al enviado de la ONU a Yemen, Martin Griffiths, a "seguir manteniendo informados de los acontecimientos (a los países del Consejo de Seguridad) para que puedan estudiar otras medidas en apoyo al acuerdo político".

Tanto los rebeldes huthis como las fuerzas progubernamentales habían pactado la retirada de Hodeida para el 7 de enero, pero hasta el momento no se ha materializado ante el temor de ambas partes a quién controlará finalmente este estratégico puerto de entrada de ayuda humanitaria. Sin embargo, la tregua acordada sí se cumple pese a brotes esporádicos de violencia.

Una carta del 31 de enero suscrita por Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Yemen denuncia que los huthis han violado el acuerdo de alto el fuego en 970 ocasiones desde el 18 de diciembre.

Este mismo lunes, las partes se han reunido en un barco en aguas internacionales para retomar por segundo día consecutivo los contactos bajo el auspicio de la ONU. "Ambas partes han reiterado su compromiso con la aplicación del Acuerdo de Estocolmo en lo que respecta a Hodeida", ha señalado un portavoz de la ONU, Stephane Dujarric.

Después de casi cuatro años de guerra, los huthis controlan la mayoría de las zonas pobladas del país, mientras que el Gobierno del presidente Abdo Rabbu Mansur Hadi se sostiene en el reducto de Adén, en el sur, gracias al apoyo militar de Arabia Saudí y sus aliados.

La guerra ha sumido al que ya era el país más pobre del Golfo en la peor crisis humanitaria del mundo. Según la ONU, unas 16.000 personas han muerto y el 80 por ciento de la población depende de la ayuda para sobrevivir.

Para leer más