25 de mayo de 2020
28 de diciembre de 2008

El Consejo de Seguridad pide el fin de la violencia y la entrada inmediata de ayuda humanitaria en Gaza

NUEVA YORK, 28 Dic. (Reuters/EP) -

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha solicitado, tras su reunión de emergencia, el cese completo de la violencia en Gaza, y emprender las medidas necesarias para permitir la entrada de ayuda humanitaria y económica en la Franja a través de la reapertura de todos los pasos de acceso a la zona

"Los miembros del Consejo de Seguridad han expresado una profunda preocupación ante la escalada de la situación en Gaza y han solicitado el fin inmediato de toda la violencia", según la declaración leída por el embajador croata, Neven Jurica, actual presidente del Consejo.

"Los miembros del Consejo han solicitado a todas las partes que detengan inmediatamente todas las actividades militares", añadió Jurica. La declaración, acordada tras cuatro horas de negociación a puerta cerrada, solicitó a todos los implicados que aborden "las urgentes necesidades humanitarias y económicas en Gaza".

De igual modo, los miembros del Consejo "hicieron hincapié en la necesidad de restaurar la calma completamente" para despejar el camino de cara a una solución política israelo-palestina.

COMENTARIOS POSTERIORES

Al término del encuentro y en la comparecencia posterior ante los medios, el embajador de EEUU ante la ONU, Zalmay Jalilzad, lamentó la pérdida de vidas humanas y subrayó la necesidad de que tanto israelíes como palestinos se atengan a los puntos estipulados en la declaración.

"El hecho de perder una sola vida humana es inaceptable, así que tenemos que centrarnos en la cuestión fundamental: evitar la pérdida de vidas por ambas partes, facilitar la ayuda humanitaria y económica y alcanzar una solución biestatal para israelíes y palestinos", declaró Jalilzad.

Por su parte, su homólogo palestino, Riyad Mansur, solicitó entender la declaración del Consejo de Seguridad como una petición directa a Israel para que detenga su ofensiva. "El primer mensaje que se puede ver en este mensaje es el alto el fuego inmediato, que pasa por detener a la maquinaria bélica israelí", indicó Mansur. "El segundo solicita la apertura de todos los pasos de acceso para permitir la entrada de ayuda, así que estamos en la dirección correcta".

Mansur advirtió de que los palestinos seguirán con absoluta dedicación la evolución de los acontecimientos y que estarán preparados para insistir ante la comunidad internacional si Israel no cumple con los puntos pactados en la declaración.

"Esperaremos a mañana para ver su Israel cumple con la postura del consejo de seguridad honrando y respetando el acuerdo alcanzado. Si Israel no responde al consejo de seguridad, dentro de dos días, las naciones árabes, nuestros aliados y la comunidad internacional estaremos llamando a la puerta de la ONU para que cumpla con la decisión del Consejo de Seguridad para que terminen con su agresión contra el pueblo palestino", indicó.

El embajador ruso, Vitaly Churkin, consideró que la situación en la región ha empeorado hasta regresar al "círculo vicioso de la violencia", pero valoró positivamente la declaración, por "ser capaz de proporcionar la inercia adecuada para resolver el conflicto de acuerdo con la resolución 1850 adoptada por el Consejo", afirmó, en referencia al texto aprobado el pasado 16 de diciembre y que insta a la reanudación de las negociaciones israelo-palestinas en el marco de la pasada Conferencia de Annapolis.

La última en comparecer, la embajadora israelí Gabriela Shalev, responsabilizó completamente a Hamás, que "mantiene secuestrados a los ciudadanos de Gaza" de provocar el bombardeo sobre la Franja al reiniciar el lanzamiento de cohetes sobre poblaciones del sur de Israel, forzando a las autoridades hebreas a aplicar su "derecho a la autodefensa".

"En los últimos meses Hamás ha estado anunciando el fin de la Tahadiya --nombre con el que los palestinos conocen la tregua tácita auspiciada por Egipto, y que terminó la semana pasada-- Y los últimos días han sido tan horribles que hemos tenido que decir 'hasta aquí hemos llegado', no nos ha quedado más remedio que iniciar una operación militar, y Hamás es el único culpable de esta decisión", indicó.

"Israel sólo se ha limitado a ejercer su derecho a la autodefensa, y es lo que ha sucedido estas últimas 24 horas", añadió. "Vamos a seguir protegiendo a nuestros ciudadanos del fuego de cohetes y morteros que llevan sufriendo desde hace ocho años. Veremos si Hamás acepta los puntos de la declaración".