10 de diciembre de 2019
  • Lunes, 9 de Diciembre
  • 27 de noviembre de 2014

    El consumo de cigarrillos en adultos de EEUU alcanza un mínimo histórico

    El consumo de cigarrillos en adultos de EEUU alcanza un mínimo histórico
    TOMASZ SIENICKI

    ATLANTA, 27 Nov. (Reuters/EP) -

    El consumo de cigarrillos entre los adultos de Estados Unidos tocó el año pasado su menor nivel desde que se tiene registro, una baja provocada por el aumento de los precios, políticas que favorecen zonas libres de humo y campañas antitabaco, según han informado este miércoles los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

    Cerca de un 17,8 por ciento de los adultos estadounidenses fumó cigarrillos en 2013, una importante caída frente al 20,9 por ciento de 2005 y del 42,4 por ciento de 1965, cuando el Gobierno de Estados Unidos comenzó a llevar el registro sobre el consumo de tabaco, tal y como añade la agencia federal de salud.

    Si bien el descenso continuo es alentador, Brian King, un asesor científico de alto rango de la Oficina sobre Consumo de Tabaco y Salud de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), ha explicado que la tasa no va rumbo a cumplir la meta federal de reducir la cantidad de fumadores a un 12 por ciento antes del 2020.

    "Necesitamos acelerar la magnitud del descenso", ha apostillado. El consumo de tabaco sigue siendo la principal causa de enfermedades prevenibles en Estados Unidos, provocando 480.000 muertes prematuras al año, según los CDC.

    Además de la caída general entre los fumadores adultos, aquellos que siguen fumando diariamente están reduciendo el consumo, según muestra el estudio de los CDC. Los fumadores estadounidenses consumieron un promedio de 14,2 cigarrillos por día en 2013, frente a los 16,7 del 2005.

    Los CDC añaden que un mayor acceso a medicamentos y programas que ayudan a los fumadores a dejar el hábito han contribuido a esta caída en las tasas de consumo de tabaco. La región central de Estados Unidos tiene la mayor tasa de consumo de cigarrillos entre adultos, y la Costa Occidental la más baja, según el estudio.

    La agencia también ha expresado su "preocupación" por el mayor uso de cigarrillos electrónicos --cartuchos alimentados por baterías que producen un vapor con nicotina para que el "fumador" inhale--, narguiles y pipas de agua.

    El uso de cigarrillos electrónicos por estudiantes de secundaria se triplicó desde el 2011 al 2013, con hasta un 4,5 por ciento, según un sondeo del CDC divulgado la semana pasada.

    Los riesgos y beneficios potenciales de los cigarrillos electrónicos son objeto de un duro debate, debido a la falta de evidencia científica de largo plazo sobre su seguridad.

    Para leer más