11 de diciembre de 2019
  • Martes, 10 de Diciembre
  • 21 de noviembre de 2019

    Cooper admite que Ucrania estaba al tanto de la retención de la ayuda el día de la llamada entre Trump y Zelenski

    Hale describe la polémica sobre la ayuda a Kiev como algo que sucede "a veces" y asegura que lo que pasó con Yovanovitch "estuvo mal"

    Cooper admite que Ucrania estaba al tanto de la retención de la ayuda el día de la llamada entre Trump y Zelenski
    Laura Coopera en el Capitolio. - STEFANI REYNOLDS

    MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

    Laura Cooper, subsecretaria adjunta del Pentágono para Asuntos de Rusia, Ucrania y Eurasia, ha admitido este miércoles durante una vista pública celebrada en la Cámara de Representantes para un posible 'impeachment' contra el presidente estadoundiense, Donald Trump, que Ucrania estaba al corriente de la retención de la ayuda militar el mismo día que el dirigente mantuvo la polémica conversación telefónica con su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski.

    Según ha explicado, los altos cargos ucranianos supieron que había un problema con la ayuda estadounidense al país "tan pronto como el 25 de julio", día en el que Trump había pedido a Zelenski por teléfono que hiciera lo posible por que la Fiscalía investigase a su rival político y exvicepresidente estadounidense, Joe Biden, y a su hijo, Hunter.

    Las palabras de la encargada de supervisar los asuntos de Ucrania y Rusia en el Departamento de Defensa socavan el rechazo por parte de los republicanos a las acusaciones sobre un 'quid pro quo' para forzar a Kiev a impulsar una pesquisa sobre Hunter. En la defensa a Trump, el partido ha alegado que no hubo intercambio de favores ni soborno alguno si los ucranianos no estaban al tanto de que la ayuda estaba siendo retenida.

    Sin embargo, Cooper ha relatado durante su testimonio ante la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes que parte de su personal recordaba haber recibido correos electrónicos de la Embajada de Ucrania el día 25 de julio, el mismo día de la llamada entre los presidentes.

    "¿Qué está pasando con la ayuda en materia de seguridad a Ucrania?", recogía uno de los emails enviados a un miembro del equipo de Cooper, que ha descrito al menos tres interacciones entre su personal que demuestran que el Gobierno ucraniano estaba al tanto de la cuestión de la ayuda por parte de Washington.

    En otro correo enviado por el Departamento de Defensa el 25 de julio --y de cuya existencia Cooper ha asegurado no tener constancia previamente-- se advertía de que "el Capitolio sabía lo de la ayuda militar y, por ende, también la Embajada de Ucrania".

    Tal y como ha defendido Cooper, su equipo le enseñó los dos correos electrónicos en cuestión después de que se publicara la transcripción de sus declaraciones a puerta cerrada ante la Cámara.

    "Uno fue recibido el 25 de julio a las 14.31 (...) y el segundo el mismo día a las 16.25", ha manifestado.

    "LO DE LA AYUDA NO ES COMÚN PERO PASA"

    El secretario adjunto para Asuntos Políticos de Estados Unidos, David Hale, ha asegurado que retener ayuda a terceros países no es "común" pero pasa "a veces".

    Así ha contestado Hale a la pregunta del congresista republicano John Ratcliffe, que ha apuntado que otros países como Pakistán y Líbano han percibido recientemente una suspensión de sus respectivas ayudas.

    Hale, por su parte, ha aprovechado la ocasión para recalcar que lo sucedido con la antigua embajadora del país en Ucrania, Marie Yovanovitch, "estuvo mal". Yovanovitch fue cesada por Trump después de que ésta describiera una "campaña de desprestigio". Según el Hale, la diplomática actuó con dignidad, como "una patriota".

    "Creo que debería haber seguido en su puesto desarrollando un trabajo impecable", ha remachado. Yovanovitch testificó a principios de esta semana que fue víctima de una "campaña de desprestigio" de la que culpa principalmente al abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, que habría hecho falsas acusaciones en su contra.

    Las comparecencias públicas, que finalizarán este jueves con el testimonio de Fiona Hill, exmiembro del Consejo de Seguridad Nacional, están llamadas a sentar las bases de la posible apertura formal de un juicio político contra Trump.

    Para que el proceso prospere, una mayoría de la Cámara de Representantes debería votar a favor, si bien los republicanos son mayoría en el Senado, donde tendría lugar el citado juicio.

    Contador

    Lo más leído en Internacional