29 de enero de 2020
7 de diciembre de 2019

Corbyn acusa a Johnson de racismo y de haber aumentado la desigualdad en Reino Unido

Corbyn acusa a Johnson de racismo y de haber aumentado la desigualdad en Reino Unido
El primer ministro Boris Johnson y el líder del Partido Laboralista, Jeremy Corbyn durante un debate celebrado en la BBC, Londres - VIA REUTERS / HANDOUT .

MADRID, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

El líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, ha acusado este viernes al primer ministro, Boris Johnson, de haber hecho "comentarios racistas" y de haber propiciado un aumento de la desigualdad en Reino Unido tras sus últimas políticas económicas y sociales, durante un debate celebrado en los estudios de la cadena pública BBC.

"Fracaso de liderazgo es cuando usas comentarios racistas para describir a personas de diferentes países o de nuestra sociedad. Espero que el primer ministro entienda el dolor que siente la gente cuando escucha comentarios o lee artículos de este tipo, como los que él ha escrito", ha señalado Corbyn.

Las palabras del líder progresista hacían referencia a unos textos en los que Johnson describía a las personas negras como "negritos" con "sonrisas de sandía", y otros en los que comparaba a las mujeres musulmanas que vestían velo con "ladrones de bancos" y "buzones".

"Espero que se arrepienta de eso y comprenda la importancia de usar un lenguaje respetuoso hacia las personas de todas las religiones, razas", ha aseverado Corbyn, quien se ha defendido de esta manera de las acusaciones vertidas por Johnson de antisemitismo en su formación.

Por su parte, Johnson ha asegurado que todos los políticos de su partido que han sido señalados por sus conductas o comentarios racistas están "fuera de combate". Las acusaciones sobre racismo han protagonizado los momentos más tensos del debate televisado este viernes, tal y como ha mostrado también el periódico 'The Guardian'.

SOCIALISMO, CAPITALISMO, Y EL FUTURO DEL NHS

Durante la primera parte del debate se han expuesto dos visiones muy dispares para el futuro del país. Si bien Jonhson ha abogado por el capitalismo y el libre mercado para un Reino Unido post Brexit, Corbyn ha sostenido que el "socialismo democrático" al estilo escandinavo "ha elevado el nivel de vida de los más pobres".

"La desigualdad ha crecido", ha alertado el líder laborista, para quien las últimas políticas conservadoras en Reino Unido han propiciado que haya "más pobres que nunca" y hasta "150 multimillonarios" en el país.

Ambos líderes también se han enfrascado en una disputa en relación al futuro del servicio de salud público británico. El NHS ha estado en boca de conservadores y laboristas durante toda la campaña electoral, desde que Corbyn acusó a Johnson de estar mercadeando con la salud de las personas debido al acuerdo comercial en el cual está trabajando el Gobierno con la Administración de Donald Trump.

Corbyn y los laboristas han denunciado que ese acuerdo comercial con Estados Unidos pone en peligro el sistema de salud público, pues permitiría el acceso de las empresas estadounidenses a algunos servicios del NHS, como el de los fármacos, aumentando así el precio de las medicinas en Reino Unido.

Johnson ha ridiculizado estas acusaciones alegando que son cosas propias "del Triángulo de las Bermudas". Para el líder conservador lo siguiente que Corbyn hará será hablar de "pequeños hombres verdes".

Durante el debate, la consultora británica YouGov ha publicado una encuesta en la que un 52 por ciento ha dado como ganador del debate a Johnson, frente al 48 por ciento que ha creído que lo fue Corbyn. Por otro lado, el líder de los laboristas ha sido visto por un 48 por ciento de los encuestados como un político "fiable", mientras que el conservador sólo ha logrado la confianza del 28 por ciento.