20 de agosto de 2019
14 de diciembre de 2008

Corea.- Rusia prepara ya el envío del combustible a Corea del Norte en virtud del acuerdo "a seis" de desnuclearización

MOSCÚ, 14 Dic. (EUROPA PRESS) -

Rusia tiene previsto completar los envíos de petróleo acordados en el marco del pacto de desnuclearización coreana fruto de las conversaciones "a seis", según indicó el viceministro de Exteriores ruso, Alexei Borodavkin, quien también es el representante de Rusia en las negociaciones entre Corea del Norte, Corea del Sur, China, Japón, Estados Unidos y Rusia.

"Esperamos poder suministrar las 200.000 toneladas métricas de nuestra cuota en un futuro cercano", afirmó Borodavkin en declaraciones recogidas por la agencia de noticias RIA Novosti.

La última ronda de negociaciones "a seis" concluyó el pasado miércoles en Pekín sin un acuerdo concreto a pesar de que China presentó una propuesta de protocolo de verificación para certificar el proceso de desarme nuclear norcoreano.

De hecho, el portavoz del Departamento de Estado, Sean McCormack, afirmó tras la reunión que Japón, Rusia, China, Estados Unidos y Corea del Sur habían acordado no enviar el combustible a Corea del Norte hasta que se avance en la negociación sobre el sistema de verificación de las actividades nucleares de Pyongyang.

"Nos sorprendió la declaración del Departamento de Estado norteamericano posterior a las negociaciones 'a seis' en Pekín", afirmó Borodavkin, quien negó que tal pacto hubiera sido aceptado por la delegación rusa.

El diplomático ruso indicó que el tercer envío de 50.000 toneladas de combustible será enviado en diciembre en cumplimiento con lo comprometido. "Esperamos que todas las partes del proceso 'a seis' cumplan estricta y concienzudamente con los acuerdos alcanzados previamente", dijo. Borodavkin. Moscú espera que a cambio de la aceleración de los envíos de combustible Pyongyang complete el desmantelamiento del complejo nuclear de Yongbyon, explicó.

En estos momentos, el principal obstáculo para la aplicación del acuerdo de desnuclearización es la demanda estadounidense de que se permita la entrada de inspectores nucleares en las instalaciones para tomar muestras que serían sacadas del país para ser analizadas.