6 de abril de 2020
21 de noviembre de 2018

Corea del Sur espera que Japón aborde con sinceridad el problema de las 'mujeres de confort'

Corea del Sur espera que Japón aborde con sinceridad el problema de las 'mujeres de confort'
REUTERS / BEN NELMS - ARCHIVO

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Corea del Sur ha expresado este miércoles su deseo de que Japón aborde con sinceridad el problema en torno a las 'mujeres de confort', tras la decisión de Seúl de disolver un fondo de ayudas financiado por Tokio.

El Ministerio de Exteriores surcoreano ha recordado que el espíritu del acuerdo firmado entre ambos países en 2015 era restaurar el honor de las víctimas y cerrar heridas, al tiempo que ha manifestado que Seúl no busca renegociarlo.

Sin embargo, ha indicado que las autoridades surcoreanas quieren que Tokio adopte medidas que las víctimas puedan aceptar, sin dar más detalles al respecto, según ha recogido la agencia local de noticias Yonhap.

El ministro de Asuntos Exteriores japonés, Taro Kono, ha considerado "inaceptable" la decisión de Corea del Sur de disolver el fondo, que apoya a las cerca de 200.000 coreanas que fueron utilizadas como esclavas sexuales por las tropas japonesas durante el periodo colonial de Japón sobre la península de Corea (1919-1945).

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, ha indicado que Corea del Sur se arriesga a dañar las relaciones entre ambos países al disolver el fondo. "Si se rompen las promesas internacionales, es imposible forjar vínculos entre los países y, como miembro de la comunidad internacional, instamos a Corea del Sur a actuar de manera responsable", ha manifestado.

La decisión niega de forma efectiva un acuerdo de 2015 entre ambos países a medida que las relaciones se deterioran por las disputas históricas persistentes, según analistas, si bien este extremo ha sido negado por Seúl.

El acuerdo resolvía que Japón pediría perdón y crearía un fondo para compensar a las víctimas y sus familias dotado con 1.000 millones de yenes (unos ocho millones de euros).

En virtud del pacto, Japón contribuiría con 1.000 millones de yenes (cerca de 7,6 millones de euros) al fondo creado para entregar compensaciones a las víctimas. A cambio de todos estos compromisos, el Gobierno surcoreano daría por superados los rencores pendientes de forma "irreversible".

Para leer más