31 de marzo de 2020
9 de enero de 2008

Crónica EEUU.- Clinton y McCain respiran aliviados tras New Hamphsire y afrontan con esperanza las nuevas citas

Los candidatos se preparan ya para las próximas citas en Michigan y Carolina del Sur la próxima semana

NUEVA YORK, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

La victoria de la senadora Hillary Clinton y del ex senador John McCain en las primarias de demócratas y republicanos respectivamente de ayer en New Hampshire han supuesto un nuevo respiro para ambos, tras unos resultados no demasiado esperanzadores en las primarias de Iowa de este fin de semana. No obstante, el resto de candidatos no dan aún la batalla por perdida.

Clinton, que había quedado en un incómodo tercer lugar en Iowa y a la que los sondeos daban una desventaja de nueve puntos sobre el también senador Barack Obama, se mostró hoy visiblemente contenta de su victoria. "Tuve este momento increíble de conexión con los votantes de New Hampshire y ellos lo vieron y lo escucharon y me dieron esta increible victoria anoche", afirmó, en declaraciones la cadena CBS.

La senadora hacía alusión a unas emotivas declaraciones al borde del llanto que hizo el lunes explicando por qué quería ser presidenta y con las que parece consiguió convencer a los electores de New Hampshire de que no imitaran a los de Iowa, recobrando así fuerzas de cara a las próximas citas en la carrera para convertise en la candidata del Partido Demócrata a las presidenciales del próximo noviembre. "Ahora juntos, demos a América el tipo de regreso que New Hampshire me acaba de dar a mí", añadió.

No obstante, la victoria de la que podría ser la primera mujer presidenta de Estados Unidos sobre su más directo rival, Barack Obama, no ha sido holgada. Con el recuento de los votos cerrado al 95%, Clinton obtuvo el 39% de los votos, frente al 37% del senador por Illinois. En tercer lugar quedó el ex senador John Edwards, con el 17%, mientras que el gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, obtuvo el 5% y el congresista Dennis Kucinich sólo consiguió el 1%.

La victoria de McCain, que también había ganado en New Hampshire durante la campaña para la candidatura republicana en 2000, fue mucho más cómoda. Con el escrutinio terminado al 96%, McCain consiguió el 37%, frente al 32% de Mitt Romney. En tercer lugar quedó el ganador de las primarias republicanas en Iowa, el ex gobernador de Arkansas Mike Huckabee, seguido del ex alcalde de Nueva York Rudy Giuliani con el 9%, el representante por Texas Ron Paul (8%) y el ex senador Fred Thompson (1%).

Para McCain New Hampshire ha supuesto su resurgir, ya que pocos apostaban por él este verano, debido a la falta de fondos de su campaña y a sus malos resultados en las encuestas. "No hay nada que dé tanto vigor como una victoria", señaló hoy en la CBS. Anoche, el veterano político había sido acogido al grito de "Mac ha vuelto" y en su intervención subrayó que "les hemos demostrado cómo es un retorno".

PRÓXIMAS CITAS

Ahora, tanto republicanos como demócratas tienen ya la vista puesta en las próximas etapas de la pugna. En el caso de Romney, quien ha visto como los sondeos se han vuelto a equivocar como en Iowa y finalmente ha quedado segundo, éste ha señalado que ya está preparado para la próxima cita en Michigan, donde su padre fue gobernador en los 60.

"Volveré a este estado y a otros", prometió Romney, que el sábado ganó en caucus de Wyoming, a sus partidarios anoche, como también hizo Huckabee. "Tras asegurar el nombramiento (como candidato republicano) tenemos que volver aquí y asegurarnos de que nos llevamos New Hampshire", afirmó.

La batalla republicana en Michigan el próximo 15 de enero promete ser ajustada, puesto que los tres principales candidatos parecen muy bien situados. McCain ya ganó allí en su intento fallido por llegar a la Casa Blanca en 2000, mientras que Romney creció en este estado y Huckabee, ministro baptista, cuenta con ganarse a los cristianos evangélicos del estado. "Este estado puede jugar de nuevo un papel clave. Ganamos aquí en 2000 y ganaremos aquí en 2008", afirmó hoy McCain ya desde Michigan.

Sin embargo, en el caso de los republicanos, la clave de las primarias podría estar en Carolina del Sur el próximo 19 de enero. En este estado fue donde McCain perdió todas sus opciones en 2000 y en esta ocasión Huckabee podría ganar el respaldo del amplio bloque de consevadores religiosos del estado.

En el caso de los demócratas, Carolina del Sur también podría ser determinante. Aquí el ex senador de Carolina del Norte John Edwards, que quedó segundo ayer y tercero en New Hampshire, espera poder salir reforzado y no quedarse retrasado en la pugna con Clinton y Obama. No obstante, previamente se votará en Nevada el 19 de enero, en donde este último podría sacar ventaja del hecho de que se calcula que la mitad de los votantes demócratas son negros.

Obama reconoció hoy que "estamos en una competición muy ajustada y probablemente la cosa seguirá así hasta el 5 de febrero mientras los votantes (...) hacen una evaluación de quién va a luchar realmente por ellos y sus familias y contra las preocupaciones a las que nos enfrentamos", declaró a la NBC. El 5 de febrero, al que ya se ha bautizado "el supermartes", se celebrarán primarias y caucus en 22 estados, lo que podría dejar prácticamente cerrada la pugna en los dos partidos.

Por su parte, Edwards se presentó como el candidato de los que no tienen voz y subrayó que aunque ha perdido en dos Estados "hay 48 por delante" y sólo el 1% de los estadounidenses han votado hasta ahora "y el otro 99% merece ser escuchado".