5 de abril de 2020
6 de septiembre de 2008

Crónica Georgia.- Los 27 apoyan una investigación internacional de lo sucedido en Georgia

Sarkozy pedirá en Moscú la retirada de las tropas rusas hasta posiciones previas al conflicto y "espíritu de diálogo" con la UE

AVIÑÓN (FRANCIA), 6 Sep. (de la enviada especial de EUROPA PRESS, Ana Pisonero) -

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea dieron hoy su visto bueno en Aviñón al lanzamiento de una comisión de investigación internacional que explique las causas y el desarrollo del conflicto en el Cáucaso, aunque todavía no está claro qué organismo internacional se va a encargar de ejecutarla. Por otra parte, los 27 apoyaron reforzar la presencia europea en Georgia mediante el envío de una misión de observación civil "autónoma" de Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea que debería recibir la luz verde política de los 27 en su próxima reunión formal del 15 de septiembre en Bruselas.

Al término del Consejo informal de ministros de Asuntos Exteriores de la UE, reunidos hoy y ayer en Aviñón, el jefe de la diplomacia gala reconoció no saber qué organismo internacional estará a cargo de la investigación, bien la OSCE, la ONU o incluso alguna ONG, pero en cualquier caso aseguró que los 27 apoyan su lanzamiento. "Queremos saber exactamente lo que ocurrió" aseguró Kouchner. Alemania, apoyado por Italia, España y Reino Unido, solicitó ayer su lanzamiento.

No obstante, adelantó que el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, les adelantó hace dos días su intención de "enviar una misión para recabar información" sobre el terreno tanto a Osetia del Sur como a Abjazia, los dos territorios separatistas georgianos.

El ministro de Asuntos Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, remitió una carta a su homólogo finlandés y presidente en ejercicio de la OSCE, Alexander Stubb, para desplegar dicha misión de investigación bajo bandera de la OSCE, según explicó el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. El jefe de la diplomacia española explicó que tanto España, como Alemania y "otros" Estados miembros han convenido en la "utilidad" de impulsar dicha comisión de investigación por la necesidad de "tener información objetiva del origen y las causas" del conflicto en el Cáucaso.

Para el jefe de la diplomacia británica, David Miliband, es fundamental que se investiguen los abusos a los Derechos Humanos cometidos durante el conflicto. "Estas acusaciones muy graves de crímenes de guerra y otros cometidos por ambos bandos" deber tomarse, a su juicio, "como el punto de partida de cualquier investigación", aseguró.

MISIÓN DE OBSERVACIÓN EUROPEA

Los 27 convinieron asimismo en la necesidad de "reforzar la presencia europea" en Georgia mediante en envío de "una misión autónoma de la Política Exterior y de Seguridad Común (PESC)" de la UE en calidad de observadora, explicó Kouchner. El Alto Representante Solana calificó por su parte de "muy interesante" el que los 27 hayan ratificado apoyar "sobre el terreno" a Georgia. "No hay que desplegar miles de personas" porque el país es "bastante pequeño", reconoció Solana.

En este sentido, aseguró que si los ministros de Exteriores de la UE aprueban "la acción común" que permita desplegar la misión en el Cáucaso "todo está arreglado" para permitir su "rápido" despliegue, a partir del 15 de septiembre. Sin embargo, admitió que habrá que esperar a ver qué compromisos salen de la reunión del próximo lunes en Moscú entre el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y su homólogo ruso, Dimitri Medvedev, para conocer "los detalles específicos" de la misión, incluido su número definitivo, así como las zonas en las que se despliega.

Por su parte, Moratinos adelantó sin dar cifras que la participación española en la misión de observación europea será "razonable" y proporcional a su tamaño. "Tendremos una participación razonable", aseguró Moratinos. Por otra parte, no consideró necesario que la ONU avale el despliegue de dicha misión porque recordó que su secretario general "apoya esas misiones civiles" para contribuir a la estabilidad de regiones. De hecho, dijo, la UE quiere que la ONU "siga presente en Abjazia", el otro territorio separatista georgiano.

Solana explicó en declaraciones a la prensa, a su llegada a la segunda reunión de trabajo del Consejo, que los 27 trabajan "sin duda" con un mandato para la misión flexible "porque no se sabe todavía exactamente en qué términos se va a tener que desarrollar". "Hay elementos que todavía no están completamente claros de cómo se debe hacer para llegar al objetivo fundamental", reconoció.

Stubb reconoció hoy que sus observadores militares desplegados en Osetia del Sur ya se mueven "bastante libremente" por este territorio separatista georgiano. Moscú impedía hasta ahora la entrada y el libre movimiento de estos observadores desde el estallido del conflicto en el Cáucaso a pesar de tener un mandato para estar presente en Osetia del Sur. "Los rusos, diría, se están abriendo", aseguró.

A pesar de que la OSCE quiere reforzar más su contingente en la zona, subrayó su creencia de que la misión de observación en Georgia "debería ser una operación dirigida por la Unión Europea en su conjunto". "La OSCE tiene buena infraestructura para trabajar sobre el terreno ahora, así que básicamente es la OSCE a corto plazo y la implicación de la UE a largo plazo", concluyó.

VISITA A MOSCÚ

Los 27 dieron hoy asimismo todo su apoyo a la reunión del próximo 8 de septiembre en Moscú entre Sarkozy y Medvedev. "Los rusos nos han dicho que respetarán sus compromisos" adquiridos en virtud del acuerdo de alto el fuego que suscribieron Rusia y Georgia para poner fin a las hostilidades en la zona, aseguró Kouchner.

El jefe de la diplomacia gala reconoció que los europeos esperan dos cosas de Moscú el 8 de septiembre: "el respeto de sus compromisos", fundamentalmente "la retirada de las tropas rusas hasta las líneas previas al 7 (de agosto)" y constatar que mantienen "el espíritu de diálogo" con la UE.

Preguntado Kouchner si la UE está dispuesta a analizar la propuesta del presidente ruso para impulsar un nuevo tratado de seguridad europea que incluya a Moscú, el ministro francés recordó que desde el discurso que pronunció Medvedev anunciando su propuesta en Berlín "algo ha cambiado", en alusión al reconocimiento unilateral de Moscú de la independencia de las regiones separatistas georgianas de Osetia del Sur y Abjazia. "En los seis puntos (del acuerdo de alto el fuego) no hay nada sobre reconocimiento", recalcó.

En este sentido, subrayó que Moscú debe dar "un paso atrás para reiniciar el proceso de discusión" sobre todos los aspectos de seguridad con la UE. "Si tenemos éxito (en la reunión del lunes), habrá llegado el momento de relanzar el proceso", agregó. Asimismo, Kouchner confirmó de nuevo que el momento no ha llegado para hablar de sanciones contra Moscú. "No es el momento para las sanciones", recalcó.

Por su parte, Moratinos destacó que "todo el mundo" en el Consejo de ministros de Exteriores ha defendido mantener "el diálogo y el partenariado con Rusia". Sin embargo, España defendió que al tiempo que la UE debe ayudar a Georgia no debe "desatender" un análisis de la propuesta de Medvedev para impulsar un nuevo tratado de seguridad global que incluya también a Rusia y que para España debería estudiarse "con la misma objetividad e interés" que las preocupaciones georgianas ante nuevas agresiones de Rusia y sus aspiraciones de ingresar en la OTAN.

Para Moratinos hablar de ambas cosas "no es incompatible, es necesario" por la necesidad, dijo, de analizar las "geometrías variables" de los intereses y preocupaciones en materia de seguridad por ambas partes. No obstante, subrayó que España apoya una estrategia de seguridad en Europa "en la que Rusia pueda participar" tras destacar el papel "fundamental" de Moscú en asuntos como la lucha contra el terrorismo o las armas de destrucción masiva.