2 de diciembre de 2020
24 de febrero de 2007

Crónica Irak.- La detención de Amar al Hakim inflama las protestas de los chiíes iraquíes

Varios atentados se cobran la vida de al menos 45 personas en Bagdad y sus alrededores

BAGDAD, 24 Feb. (EP/AP) -

La detención ayer por parte de tropas estadounidenses de Amar al Hakim, el hijo mayor del líder del partido chií más importante de Irak, la Asamblea Suprema para la Revolución Islámica en Irak (ASRII), ha provocado una oleada de manifestaciones de protesta. El propio Amar al Hakim ha denunciado hoy el trato humillante al que le sometieron presuntamente los soldados norteamericanos y los "fuertes abusos" que sufrieron sus guardaespaldas.

Amar al Hakim, el hijo mayor del líder de la Asamblea Suprema para la Revolución Islámica en Irak (ASRII), Abdulaziz al Hakim, denunció hoy en rueda de prensa las humillaciones cometidos contra él y los abusos supuestamente cometidos contra sus guardaespaldas durante las horas que pasaron retenidos por tropas estadounidenses.

"¿Es este modo de tratar a una figura nacional? No se respeta la soberanía de Irak", aseguró Al Hakim. Según el hijo del líder chií denunció que los soldados estadounidenses les maniataron y vendaron los ojos antes de liberarle y cometieron "graves abusos" contra sus guardaespaldas. Además, los estadounidenses confiscaron sus teléfonos móviles, sus armas con licencia y radios, denunció.

"No es una cuestión de presentar disculpas", afirmó Al Hakim durante una conferencia de prensa pronunciada en la ciudad santa chií de Nayaf. "Necesitamos medidas claras y honestas para evitar que se repitan este tipo de incidentes", apuntó. La detención estuvo motivada porque su pasaporte estaba caducado, pero el hijo mayor del líder chií aseguró que tiene validez hasta el 17 de septiembre de 2007.

MANIFESTACIONES

Unos 8.000 chiíes se manifestaron hoy en la mezquita del Imán Alí de Nayaf y en otras ciudades iraquíes para protestar por la detención durante casi doce horas de Amar al Hakim.

Los manifestantes chiíes enarbolaron banderas iraquíes y retratos de Al Hakim y su hijo, así como pancartas que advierten de que este tipo de actos hacen peligrar el proceso político. "La detención de Al Hakim supone un insulto al pueblo iraquí", aseguró Hassan al Shebli, uno de los manifestantes. "Los americanos deberían evitar ese tipo de actos irresponsables si quieren establecer la estabilidad en el país", agregó.

Cientos de personas también salieron a las calles del distrito chií más importante de Bagdad, Ciudad Sadr, y en las ciudades de mayoría chií de Basora y Kerbala para protestar por la detención y exigir una investigación.

Al Hakim hijo, de 35 años, fue detenido ayer por la mañana en el puesto fronterizo de Zirbatyah cuando regresaba de Irán, y posteriormente transferido a una base estadounidense en Kut, junto a sus escoltas, informó Jamal al Sagheer, el secretario de Abdulaziz al Hakim. El hijo del político fue liberado doce horas después de su detención, pero sus guardaespaldas permanecen aún bajo custodia, según Al Sagheer.

El Ejército estadounidense explicó hoy que los vehículos del convoy en el que viajaba Al Hakim fueron retenidos en un principio porque "reunían los criterios necesarios para una investigación en una zona donde se ha registrado actividad de contrabando".

Al Hakim fue detenido cuando los miembros del convoy "no cooperaron con las fuerzas de la coalición y mostraron actitudes sospechosas" pero fue entregado a las autoridades iraquíes y sus pertenencias le fueron devueltas tras ser investigadas, informaron los norteamericanos.

"El señor Al Hakim ha sido tratado con dignidad y respeto durante el incidente", explicaron estas fuentes. "Incidentes desafortunados como este suceden ocasionalmente porque Irak procura asegurar sus fronteras", concluyeron.

Aunque el embajador estadounidense en Irak, Zalmay Jalilzad, remitió una rápida disculpa, este incidente podría hacer peligrar la cooperación de los líderes chiíes en un momento en el que ésta es más necesaria que nunca para garantizar el éxito del nuevo plan de seguridad.

El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, eludió durante una rueda de prensa que tuvo lugar hoy las preguntas sobre Al Hakim y sólo declaró que las circunstancias aún no estaban claras y que se deberá esperar al resultado de la investigación. Sin embargo, el Vicepresidente Adil Abdul-Mahdi, también chií, sí que calificó el comportamiento de las tropas estadounidenses como "inapropiado, estúpido y aleatorio". Abdul-Mahdi es uno de los líderes de la ASRII.

El incidente, según Abdul-Mahdi, pone de manifiesto la necesidad de hacer más eficiente la cooperación entre iraquíes y estadounidenses, ya que supone "una flagrante violación de una importante personalidad que nunca podremos tolerar", declaró a la televisión Al Forat.

ATENTADOS

La violencia sigue siendo un elemento fundamental del panorama iraquí y hoy mismo se han sucedido los incidentes y atentados en varias partes del país. Al menos 45 personas murieron en distintos atentados perpetrados en Bagdad y sus alrededores. Algunos de estos ataques parecen tener una relación directa con el malestar expresado por los chiíes de la ASRII, cerca de cuya sede central se registró un atentado suicida con coche bomba en el que murieron cinco personas.

La explosión tuvo lugar sobre las 17:00 horas (15:00 hora peninsular española) en el barrio bagdadí de Jadriyah, a unos 200 o 300 metros de distancia de la fuertemente vigilada sede de la ASRII. La deflagración provocó daños materiales en dos vehículos y una vivienda de las inmediaciones, informó la Policía.

El otro gran atentado fue el de Habaniyah, una localidad situada a 80 kilómetros al oeste de Bagdad, donde un camión bomba explotó justo cuando los fieles salían de la mezquita suní de la localidad. Al menos 35 personas murieron y otras 60 resultaron heridas, informó el teniente de la Policía Abdul Aziz Mohammed.

El imán de la mezquita de la ciudad, situada entre Ramadi y Faluya, tenía fama de mostrar un firme rechazo a las milicias insurgentes que combaten al Gobierno respaldado por Estados Unidos, incluido el grupo Al Qaeda en Irak.