2 de diciembre de 2020
6 de junio de 2006

Crónica O.Próximo.- Abbas amplía tres días el plazo para que Hamás se pronuncie sobre el documento que reconoce a Israel

Hamás saluda la prórroga para mantener más conversaciones pero reitera que no acepta el referéndum

JERUSALÉN, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

Pese a que a medianoche de ayer se cumplió el plazo que el presidente palestino, Mahmud Abbas, dio a Hamás para que se pronunciase sobre el documento elaborado por los presos palestinos que reconoce implícitamente a Israel, hoy el mandatario decidió otorgar un voto de confianza al grupo islámico y extendió el plazo tres días más antes de seguir adelante con su plan de convocar un referéndum nacional, según indicó el ex ministro y alto responsable palestino, Yasir Abed Rabbo.

Según Rabbo, el Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) ha aceptado el documento, autorizando a Abbas a convocar un referéndum sobre el mismo. Asimismo, indicó que Abbas no aceptará ninguna enmienda de este documento, redactado por presos palestinos en las cárceles israelíes, entre los que hay miembros de Hamás y Al Fatá. El presidente palestino había dado inicialmente a Hamás hasta hoy, pero aceptó a ampliar el plazo debido a la presión por parte de distintos responsables palestinos.

En este sentido, Rabbo consideró que "les estamos dando suficiente tiempo con tres días a los hermanos de Hamás para que reconsideren su postura". En caso de que no se llegue a un acuerdo tampoco en esta ocasión, el referéndum se celebraría 40 días después de ser anunciado, aunque Rabbo dejó caer que la negociación con Hamás podría incluso continuar hasta el día en que se celebre la votación.

Por su parte, el portavoz del Gobierno que dirige Hamás, Ghazi Hamad, dio la bienvenida a la extensión del actual "diálogo" sobre el documento y dijo que "nos gustaría que continuara". Hamás ha solicitado cambios en la propuesta, elaborada por presos palestinos y se opone al referéndum, que se espera goce de un amplio apoyo público.

La decisión de Abbas se tomó tras reunirse con el poderoso comité ejecutivo de la OLP, del que buscó su apoyo para seguir adelante con el referéndum en caso de que no haya acuerdo entre las partes.

HAMÁS NO ACEPTARÁ EL REFERÉNDUM

El portavoz de Hamás, Sami Abu Zuhri, recordó hoy que el Movimiento de Resistencia Islámica en el Gobierno palestino "no aceptará" el referéndum que pretende celebrar Abbas. "Consideramos que esta postura busca imponernos el documento", declaró Abu Zuhri al diario israelí 'Haaretz', subrayando que "la postura es la de tratar este documento como un documento sagrado y eso es algo que no aceptamos". "Estamos en contra del referéndum y no vamos a aceptarlo", añadió, subrayando que Hamás "rechaza este referéndum".

"Aún tenemos la oportunidad de hacer que este diálogo sea un éxito", dijo hoy el primer ministro, Ismael Haniyeh, en Gaza. "Por ello pedimos más reuniones y diálogos y no usamos el lenguaje de los días y el tiempo para amenazar", zanjó.

En el caso de que se llegara a celebrar, el referéndum podría dejar en un mal lugar a Hamás, ya que las encuestas muestran que el documento se ganaría la aprobación de la mayor parte de los palestinos.

Un nuevo sondeo reveló hoy que un 77 por ciento de los palestinos aprueba la propuesta de Abbas, y el mismo porcentaje aprobaría el referéndum sobre 'la iniciativa de los presos'. La misma encuesta mostró que en este momento sólo el 37 por ciento de los palestinos votaría por Hamás en unas elecciones, frente al 50 por ciento de apoyos que tenía el mes pasado. Al Fatá mantiene el mismo 37 por ciento de votos.

DISTURBIOS

Mientras tanto, el cuartel general de la fuerza de Seguridad Preventiva del presidente palestino en la ciudad de Gaza, fue atacado hoy con granadas propulsadas por cohetes, causando al menos dos heridos, según informaron fuentes de la seguridad y médicas, precisando que al menos tres empleados de mantenimiento resultaron heridos leves.

Por el momento no está claro quién disparó las granadas contra el recinto, pero inmediatamente se produjo un tiroteo entre miembros de la fuerza de seguridad y los atacantes, que consiguieron huir. La fuerza de Seguridad Preventiva, leal a Abbas, ha sido el eje de la lucha de poder entre Al Fatá y Hamás.

El movimiento del presidente palestino acusó a Hamás del ataque. Por su parte, Hamás había culpabilizado a la agencia de Seguridad Preventiva de la ola de disturbios en Gaza. Los enfrentamientos entre las dos fuerzas rivales han dejado al menos 16 muertos en las últimas semanas.