25 de noviembre de 2020
25 de junio de 2007

Crónica O.Próximo.- Shalit denuncia que está "enfermo" y que Israel "no se ha preocupado" por conseguir su libertad

Fuentes israelíes afirman que el soldado, secuestrado hace un año, se encuentra en el sur de la Franja de Gaza

JERUSALÉN, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El soldado israelí Gilad Shalit dio hoy sus primeras señales de vida desde que fuera secuestrado justo hace un año por un grupo de milicianos palestinos. En un vídeo distribuido por el brazo armado de Hamás, el militar afirmó que está "enfermo" y que requiere medicinas y hospitalización, al tiempo que lamentó que el Gobierno israelí "no se haya preocupado" por él y no haya respondido a las "demandas de los 'muyahidines'" para conseguir su liberación. Fuentes israelíes aseguraron hoy que el soldado se encuentra en un edificio subterráneo rodeado de explosivos en el sur de la Franja de Gaza.

"Estoy enfermo, echo de menos a mi familia y mis amigos; respondan a las demandas de los 'muyahidines', no me dejen en cautividad", comienza el mensaje de Shalit, el primero desde que fuera secuestrado el 25 de junio de 2006. La grabación fue "colgada" en Internet por las Brigadas Al Qassam, uno de los tres grupos que capturaron al militar israelí, según informó la agencia palestina de noticias Maan. "Llevo un año en prisión. Necesito medicación permanente y pasar un largo periodo en el hospital, mi salud se está deteriorando", prosiguió.

Shalit acusó también al Gobierno israelí de haberle fallado. "Su obligación es responder a las reclamaciones de los 'muyahidines'", afirmó en lengua árabe. "Yo estaba de misión militar, no era un traficante de drogas", prosiguió.

"Mi gran esperanza es que el Gobierno se preocupe por mí y responda a las demandas de los 'muyahidines'", añadió. "Lamento que el Gobierno no se haya preocupado por mí", concluyó. No ha sido posible verificar la voz, pero su padre, Noam, ha declarado que parecía realmente la de su hijo.

"ESTÁ EN BUENA FORMA Y NO NECESITA NADA"

En un sentido muy diferente a lo afirmado por la propia víctima, un portavoz de los milicianos palestinos que mantienen secuestrado a Shalit aseguró hoy que el soldado, de 20 años de edad, goza de "buena salud" y está siendo bien tratado. Asimismo, instó a los familiares del joven a ejercer presión sobre el Gobierno israelí para que suelte a los presos palestinos cuya liberación han reclamado estas milicias próximas a Hamás a cambio de la libertad de Shalit.

Precisamente, su padre, Noam Shalit, volvió hoy a pedir la liberación del joven militar y lamentó que el Gobierno de Israel no está haciendo suficiente para que vuelva a casa.

"Shalit está vivo y en muy buena forma", declaró Abú Muyahid, portavoz del Comité de Resistencia Popular, otro de los tres grupos que capturaron al militar. "Le estamos tratando según los preceptos que marca nuestra religión respecto a cómo se debe vigilar a los prisioneros de guerra", aseguró. Shalit "no necesita nada" y está recibiendo "el mejor tratamiento", añadió.

Según Muyahid, si Israel quiere liberar a Shalit el Gobierno deberá aceptar el excarcelamiento de presos palestinos, en particular mujeres, niños, mayores, enfermos o líderes de facciones y personas que estén cumpliendo largas sentencias. Israel ha accedido en principio a un intercambio de prisioneros, pero aún no ha llegado a un acuerdo sobre el número y características de los reclusos que serán liberados a petición de los grupos palestinos.

Respecto al paradero del joven militar, los medios de comunicación israelíes aseguraron hoy que Gilad Shalit se encuentra en un edificio subterráneo rodeado de explosivos próximo a Rafá, en el sur de la Franja de Gaza.

Según informó anoche el segundo canal de la televisión israelí, que cita fuentes de Hamás, Shalit se encuentra cerca del campo de refugiados de Al Shabbura, próximo a Rafá. Por su parte, el diario israelí 'Haaretz' informó hoy en su edición digital de que Shalit está vigilado por dos milicianos que le están tratando bien y que incluso han entablado relaciones amistosas con él.

El soldado, prosiguió el diario, está confinado en un edificio subterráneo de dos habitaciones con alimentos suficientes para las próximas dos semanas. Al inmueble, rodeado con alambradas con explosivos, se accede por una escalera que permite bajar a 15 metros de profundidad, según 'Haaretz'.

De momento las autoridades israelíes no han querido comentar estas informaciones y uno de los grupos que mantienen secuestrado al soldado ha asegurado que son "mera especulación" fruto de la "imaginación", según informó la página de Internet palestina IMEMC.

"CRIMEN DE GUERRA"

Por su parte, el grupo de defensa de Derechos Humanos israelí B'Tselem ha advertido de que el secuestro de Shalit constituye un crimen de guerra. Abú Muyahid ha rechazado estas acusaciones con el argumento de que Shalit es un prisionero de guerra.

"El Derecho Internacional Humanitario prohíbe absolutamente el secuestro de una persona con el objetivo de obligar al enemigo a aceptar ciertas demandas bajo la amenaza de herir o matar a la persona si estas demandas no son aceptadas", informó B'Tselem. "Además, la toma de rehenes está considerada un crimen de guerra", añadió.

B'Tselem advirtió también de que Hamás es responsable de la seguridad de Shalit desde que tomó el control de la Franja de Gaza hace dos semanas y aseguró que las milicias que mantienen retenido al soldado han violado el Derecho Internacional con su negativa a aceptar visitas a Shalit por parte de la Cruz Roja.

Shalit fue capturado el 25 de junio de 2006 durante una incursión armada conjunta de tres grupos palestinos próximos a Hamás contra una base del Ejército en la frontera entre Israel y la Franja de Gaza.

En respuesta a este ataque, que causó la muerte de dos soldados israelíes, el Ejército de Israel lanzó una vasta ofensiva el pasado verano --considerada la más sangrienta de la historia de la Franja de Gaza--, llamada 'Operación Lluvia de Verano', en la que murieron 163 palestinos (78 de ellos civiles, 36 niños y veinte mujeres), y en la que las fuerzas israelíes utilizaron un nuevo tipo de misiles llamados DIME (Explosivo de Metal Denso Inerte, en sus siglas en inglés), que según un estudio de un laboratorio militar estadounidense contiene una sustancia potencialmente cancerígena.

A cambio de la libertad del soldado, los tres grupos que lo secuestraron reclamaron la excarcelación de un gran número de militantes palestinos presos en Israel. Las negociaciones para su liberación, bajo supervisión de Egipto, se han roto en numerosas ocasiones y se han visto complicadas desde que Hamás tomó el control de la Franja.

La televisión de Hamás transmitió hoy imágenes que supuestamente muestran la captura de Shalit y varias escenas en las que se aprecia cómo es arrastrado por dos milicianos vestidos con uniformes militares israelíes.