23 de agosto de 2019
  • Jueves, 22 de Agosto
  • 19 de julio de 2008

    Crónica Portugal/R.Unido.- El futuro del 'caso Madeleine', visto para sentencia el lunes

    El fiscal general luso anunciará qué pasa con el caso y si se levanta el secreto de sumario en torno a la desaparición de la pequeña

    LISBOA, 19 Jul. (De la corresponsal de EUROPA PRESS, Patricia Ferro) -

    El caso más mediático de los últimos tiempos, la desaparición de Madeleine McCann sigue sin resolverse. No se sabe qué ha pasado con la pequeña, pero el lunes, el fiscal general del Estado portugués, Fernando Pinto Monteiro, anunciará el futuro de este caso, del que no hay pistas. Las opciones son tres: cerrarlo por falta de pruebas, iniciar nuevas diligencias o vías de investigación, o abrir un proceso judicial, en el que tendría que haber culpables.

    La foto de la pequeña Maddie con sus grandes ojos verdes dio la vuelta al mundo haya ya más de un año, pero parece que no sirvió de nada, sólo para que corriesen ríos de tinta de rumores, especulaciones y acusaciones sobre lo que le ocurrió a la pequeña de cuatro años, que desapareció el 3 de mayo de 2007 mientras dormía con sus hermanos en la habitación de un complejo hotelero en el Algarve, en donde estaban de vacaciones, mientras sus padres cenaban a pocos metros en un restaurante con unos amigos.

    Ahora, 14 meses después, la Fiscalía ya tiene el informe final de la investigación policial, que, que se sepa, lleva meses en punto muerto. Todas las pistas acabaron en nada. La Policía buscó a la pequeña de forma incansable pero no logró probar nada. No encontró ningún indicio que probase que los padres de la niña, Kate y Gerry, constituidos sospechosos formales, estaban implicados en la muerte accidental o desaparición de Maddie, ya que las pruebas de ADN realizadas a los restos biológicos encontrados en el coche del matrimonio McCann no fueron concluyentes.

    La Policía tampoco pudo probar la implicación en el caso del primer sospechoso, el ciudadano británico Robert Murat. Él fue el primero al que apuntaron las autoridades y con el que se cebaron los medios de comunicación, especialmente los británicos, que ahora le tendrán que pagar casi 800.000 euros por haber dañado y difamado su imagen.

    El lunes el fiscal Fernando Pinto Monteiro anunciará qué pasa con el caso, pero todo apunta que éste integrará la larga lista de casos sin resolver. Sin embargo, aunque el caso se cierre, se volvería a abrir si apareciera una nueva pista.

    Sin embargo, los padres de Madeleine no se dan por vencidos y ya han anunciado que ellos seguirán adelante con las investigaciones. Para ello, sería positivo que se levantase el secreto de sumario, ya que así podrían tener acceso a mucha información que hasta ahora, tanto ellos como los detectives que han contratado, desconocen.

    De hecho, el secreto de sumario, que ha sido prorrogado dos veces, podría levantase esta misma semana. Todo apunta a que será así, ya que el inspector Gonçalo Amaral, que llevó en un primer momento la investigación y después fue retirado, oficialmente por hacer declaraciones improcedentes a la prensa, y según él por presiones, lanza su libro 'Maddie la verdad de la mentira', el próximo día 24 y para ello el sumario del caso deberá ser público. Amaral ya no es policía, se jubiló anticipadamente para "poder defenderse libremente". Por ahora, intentará obtener beneficios, con las ventas de su libro.

    El fiscal también podría anunciar el lunes si se retira el estatuto de sospecho a Murat y a Kate y Gerry McCann. Pero, sea lo que sea lo que el ministerio público portugués anuncie este lunes, lo único que está claro es que no hay ni rastro de la pequeña Madeleine, como de otros miles de niños desaparecidos en todo el mundo.

    PRENSA BRITANICA

    Entretanto, la prensa británica parece dar por hecho hoy que el fiscal levantará el estatus de 'arguidos' (sospechoso) que pesa contra los McCann. Según indicó hoy su portavoz, Clarence Mitchell, en declaraciones que recoge el 'Daily Telegraph', la pareja no ha recibido ninguna noticia en este sentido de sus abogados en Portugal.

    "Kate y Gerry están esperando a ver lo que tiene que decir el lunes el fiscal general como todo el mundo", afirmó. En cuanto a la posibilidad de que se cierre el caso, Mitchell dijo que el matrimonio espera que "se deje muy claro que su estatus de 'arguido' se levanta y que se permite acceso a los archivos policiales a sus propios investigadores".

    "Eso es lo más importante, encontrar a Madeleine", añadió. El matrimonio, que según el diario dispondría de alrededor de medio millón de libras (más de 630.000 euros) del fondo Find Madeleine, para buscar a su hija, tiene contratados varios investigadores privados, entre ellos los de la agencia española Método 3.

    Por su parte, 'The Times' informa hoy de que representantes de la Policía británica, que también ha participado en la búsqueda de la pequeña, se han entrevistado con el fiscal general luso esta semana para discutir sobre qué pruebas deberían hacerse públicas al término de la investigación.

    Entre las pruebas que la Policía de Leicestershire, el condado en el que residen los McCann, habría solicitado que no se revelaran figuran los análisis de ADN de la sangre encontrada en el coche alquilado por el matrimonio y que llevaron a pensar que el cuerpo de la pequeña podría haber sido trasladado en él más de tres semanas después de su muerte.

    Sin embargo, según el diario luso 'Correio da Manha', esta petición fue rechazada el jueves por el fiscal Jose Cunha de Magalhaes.