26 de noviembre de 2020
29 de octubre de 2006

Crónica Sri Lanka.- Tamiles y Gobierno no consiguen ningún avance tras dos días de negociaciones en Ginebra

Noruega, principal mediador en el conflicto, apuesta por la solución de un solo estado

GINEBRA, 29 Oct. (EP/AP) -

La ronda de conversaciones de dos días mantenida por representantes del Gobierno de Sri Lanka y de los Tigres de Liberación de la Tierra Tamil (LTTE) concluyó hoy sin ningún avance real y ambos bandos ni siquiera han acordado una nueva fecha para reunirse. Mientras, en la isla del océano Índico continaron los enfrentamientos y al menos un rebelde tamil murió como consecuencia de la explosión prematura de una bomba que preparaba, informó el Ejército. Por su parte, los rebeldes amenazaron con "serias consecuencias" si el Ejército ceilandés aprovecha las conversaciones de paz que se están celebrando en Ginebra para lanzar una ofensiva militar.

El principal mediador y ministro noruego de Desarrollo Internacional, Erik Solheim, anunció el fin de las conversaciones y la ausencia de acuerdo. "Las partes no han alcanzado ningún acuerdo para resolver la crisis humanitaria", aseguró.

Al terminar la reunión, el ministro de Sanidad ceilandés y principal responsable de la delegación gubernamental, Nimal Siripala de Silva, explicó que Colombo ofreció a los rebeldes una vía marítima para la llegada de suministros a la península de Jaffna, pero éstos rechazaron la oferta. "La pelota está en el tejado del LTTE", aseguró De Silva.

Además, explicó que no ha habido acuerdo sobre una posible futura fecha para continuar las negociaciones por la negativa del Gobierno a abrir una vía terrestre que permita el acceso a la zona.

"El cierre de la autopista A-9 supone encerrar a más de 600.000 personas en una prisión a cielo abierto", afirma el comunicado final del LTTE.

Las delegaciones del Gobierno y el LTTE se reunieron con vistas a solucionar dos asuntos clave: el acceso de las agencias humanitarias internacionales y las garantías de seguridad para la misión de observadores internacionales que supervise las áreas en conflicto y la aplicación del acuerdo de alto el fuego, pero no se ha logrado acuerdo alguno.

BLOQUEO DE JAFFNA

Una de las zonas más afectadas por los combates es la península de Jaffna, que ha quedado aislada del resto del país y miles de personas carecen de comida y otros suministros esenciales para su supervivencia. Los rebeldes piden que la principal vía de comunicación, bloqueada ahora por las tropas gubernamentales, vuelva a abrirse, mientras que el Gobierno asegura que la ruta marítima es más barata y eficiente.

Uno de los delegados del Gobierno, el ministro de Desarrollo, Rohitha Bogollagama, aseguró que los rebeldes aprovecharían la reapertura de la carretera que une Jaffna con el resto de la isla para obtener beneficios gracias a los camiones de ayuda que pasan por el territorio que controlan.

"Uno de los factores que deben ser tenidos en cuenta es la práctica del LTTE de cobrar una cuota de extorsión a cualquier transporte que pase por las zonas que controlan", aseguró. "Las mercancías que llegan a Jaffna son por eso mucho más caras que en el sur".

Antes del encuentro hasta los más pesimistas esperaban al menos que ambas delegaciones acordasen una nueva fecha para reunirse, mientras que algunos incluso pronosticaban un comunicado conjunto sobre el proceso de paz. Finalmente, incluso las previsiones menos halagüeñas se han quedado cortas.

Por su parte, Solheim, realizó antes de la reunión una apelación personal al avance del proceso de paz en pro del pueblo de Sri Lanka, que está "impaciente por hallar una solución" y aseguró que la solución pasa dentro de la unidad y la soberanía de un solo estado ceilandés.

Solheim también realizó un llamamiento a la interrupción inmediata de cualquier manifestacion de violencia, tanto las tamiles como las gubernamentales y aseguró que la guerra no puede ser ganada por ninguno de los dos bandos; sólo se consigue prolongar el sufrimiento. Además, mostró su optimismo de cara a las negociaciones.

MUERTES EN LAS ÚLTIMAS HORAS

El Ejército ceilandés, por su parte, asegura que los tamiles atacaron ayer sábado un campamento de las Fuerzas de Operaciones Especiales en el distrito oriental de Ampara. Los efectivos del cuerpo de élite del Ejército de Sri Lanka contraatacaron y mataron a dos insurgentes. También ayer sábado los militares aseguran que el LTTE mató a un soldado e hirió a seis agentes de la Policía ceilandesa en varios atentados con bomba perpetrados en el norte y el este del país.

Por otro lado, el LTTE denunció la posible preparación de una ofensiva del Ejército. "Nuestras tropas en la línea defensiva del norte del país han informado de una importante presencia militar, y los informadores nos comentan que se ha impuesto un toque de queda a lo largo de esa línea", señaló el portavoz rebelde, Rasiah Ilanthirayan.

Ilanthirayan indicó que este es el "procedimiento habitual antes de realizar las operaciones militares". Además, Ilanthirayan expresó su "decepción" por el comportamiento del Gobierno, y señaló que "esta forma de aprovecharse de la situación para realizar avances militares puede provocar serias consecuencias".

Los tamiles aseguran que las tropas del Ejército de Sri Lanka han bombardeado durante la noche posiciones en Muhamalai, Kilali y Nagarkovil, localidades situadas en la línea que separa los territorios controlados por el LTTE y el Gobierno en la península de Jaffna.

En lo que va de año han muerto unas 2.000 personas en el peor repunte de la violencia en la isla desde que Noruega consiguiese un compromiso de alto el fuego entre ambos bandos en 2002.

En total, el conflicto se ha cobrado más de 65.000 vidas desde que hace 23 años el LTTE comenzara una rebelión para conseguir la independencia de la minoría tamil.

El LTTE acusa al Gobierno de llevar a cabo "una guerra no declarada" a pesar del alto el fuego firmado en 2002 y Colombo asegura que los insurgentes no representan a la minoría tamil de la isla y que han cometido importantes violaciones de los Derechos Humanos, como la utilización de niños-soldado.