23 de enero de 2021
29 de julio de 2006

Crónica Sudán.- Un año después de su muerte, el legado de Garang sigue vivo en la mente de los sudaneses del sur

No obstante, los observadores advierten de que el Gobierno del Sur de Sudán parecen primar ahora las posiciones independentistas

JUBA (SUDAN), 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

Mañana se cumple un año de la muerte, en un trágico accidente de helicóptero, del vicepresidente sudanés e histórico líder del Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán/Ejército (SPLM/A), John Garang, pero lejos de lo que muchos podían pesar, su figura y su legado siguen vivos en los ciudadanos del sur de Sudán, su feudo tradicional, y son muchos los que cada día acuden a la capital de esta región, Juba, a presentarle sus respectos.

Garang, enterrado en lo alto de una colina, yace simbólicamente entre el nuevo Parlamento del sur de Sudán y los cuarteles del Ejército, en una tumba vigilada por soldados del SPLA. El vicepresidente sudanés falleció el 30 de julio de 2005 cuando regresaba de visitar al presidente ugandés, Yoweri Museveni. El helicóptero presidencial ugandés, en el que demás de Garang viajaban otras trece personas, se estrelló en la frontera entre los dos países debido al mal tiempo.

"Muchas personas esperaban que el SPLM --movimiento político surgido a partir del SPLA-- se desintegrara con la muerte de nuestro último presidente, pero eso no ocurrió", destaca el secretario general del movimiento, Pagan Amum, en declaraciones a la agencia de la ONU IRIN. "Mucha gente pensó que incluso el periodo de interinidad no ocurriría, pero ha sucedido justo lo contrario", agregó.

Según los observadores, el hombre que fundo el SPLM/A, pero murió tan sólo tres semanas después de asumir el cargo de primer vicepresidente de Sudán y presidente del Sur de Sudán, sigue siendo una especie de coloso en el sur del país. No obstante, como ex líder del movimiento rebelde del sur y arquitecto del acuerdo de paz de enero de 2005 entre el SPLM/A y el Partido del Congreso Nacional del norte que puso fin a 21 años de guerra civil, la muerte de Garang tuvo un impacto significativo.

El acuerdo de paz estipulaba un periodo de seis años de gobierno interino encabezado por un gobierno de unidad nacional. Tras este periodo, el sur celebraría un referéndum para decidir si seguía siendo parte de Sudán o se convertía en un Estado separado. Los disturbios que se produjeron en todo el país tras conocerse la muerte de Garang, en los que hubo unos 130 muertos, hicieron temer a muchos la desintegración del SPLM/A, el fracaso del acuerdo de paz y la vuelta a la guerra civil.

Sin embargo, un año después, el legado de Garang demuestra seguir siendo fuerte. "Su muerte afectó a todo el proceso de transición muy seriamente", afirmó Amum, admitiendo que "la pérdida de un líder tan grande, que estuvo al frente de la lucha y las negociaciones, creó un gran vacío". Pero, añadió, "el día que le perdimos, el SPLM intentó no permitir" que esto ocurriera y "rápidamente nos unimos en torno a (Salva Kiir) Mayardit y le elegimos nuevo presidente".

El 'número dos' de Garang asumió el 1 de agosto los cargos que este ocupaba como líder del SPLM/A, primer vicepresidente del país y presidente del Sur de Sudán y prometió continuar con la labor de su predecesor. No obstante, los observadores temen ahora que la visión de Garang de un Sudán unido y reformado está en peligro.

NUEVO GOBIERNO PRO INDEPENDENCIA

Según el director del diario independiente 'Khartoum Monitor', Alfred Taban, muchos de los cargos importantes en el nuevo gobierno del Sur de Sudán están en manos de personas cercanas a Mayardit que están a favor de la independencia del sur, en detrimento de los antiguos aliados de Garang.

El jefe de Estado Mayor de Garang Chrino Hitan, el ex representane del SPLM en Washington Stephan Wondu, y el antiguo encargado de los servicios civiles David Mayo, se han quedado sin puestos en el gobierno, mientras que los ex miembros del consejo ejecutivo del SPLM Pagan Amum y Nhial Deng Nhial, que ayudaron a negociar el acuerdo de paz, han recibido cargos que, según Taban, son "superfluos" y de hecho Nhial dimitió recientemente y se trasladó a Reino Unido. Según este analista, la muerte de Garang también debilitó la posición de su partido en el Gobierno de unidad nacional.

Amum dijo ser consciente de las críticas hacia el SPLM por no haber desempeñado el papel que se esperaba de él en la política nacional, en la resolución del conflicto en la región de Darfur y en otras cuestiones, pero consideró que esto era inevitable tras la muerte de Garang. "Si la gente está molesta porque el SPLM no ha hecho las cosas que se esperaba de él puede ser verdad, pero lo estamos intentando, estamos intentando asumir nuestra responsabilidad", aseveró.

En este sentido, aseguró que el SPLM "ha hecho todo lo posible para hacer frente a la crisis", que los contrarios al acuerdo de paz han intentado aprovechar, y para "continuar con la misión por nuestro difunto presidente y llevarla a su conclusión lógica". Esto es, añadió, "la transición del país a la democracia, la transición del país de un periodo de interinidad de seis años y la garantía de que el pueblo del Sur de Sudán decidirá su propio futuro".

LA VIUDA, OPTIMISTA

La viuda de Garang, Rebecca Garang de Mabior, se mostró menos pesimista en su entrevista a IRIN, afirmando que aunque la muerte de su marido ralentizó el proceso de aplicación del acuerdo de paz, las cosas siguen adelante ahora como estaba previsto.

"El acuerdo de paz es nuestra guía, pero la paz requiere que se trabaje para ella", previno, subrayando que "no viene por sí sola". "Mi marido era el cerebro detrás de la paz y habría sido el cerebro detrás del desarrollo del sur de Sudán", indicó, pese a lo cual, "nos estamos moviendo en la misma dirección".

Mientras, en los hospitales de Juba ha nacido ya "toda una nueva generación de Garangs", según una enfermera, ya que son muchos los padres que ponen este nombre a sus hijos en recuerdo del histórico líder sudanés, y continúa el flujo continuo de personas que acuden ante su tumba a expresarle su admiración y respeto. No en vano, Garang fue descrito por el secretario general de la ONU, Kofi Annan, como "un símbolo de esperanza para millones de sudaneses que aspiran a un futuro mejor" y por el presidente de la Comisión de la Unión Africana, Alpha Oumar Konaré, como "la personificación y el símbolo de las luchas del pueblo del Sur de Sudán".

El SPLM tiene previsto conmemorar mañana el primer aniversario de la muerte de Garang en un acto que se celebrará en el estadio Al Merreij de Juva bajo el lema "Todos juntos por la tolerancia y el amor".