20 de mayo de 2019
30 de diciembre de 2008

Cuarta jornada de ataques consecutivos mientras las tropas israelíes esperan la orden de invasión en Gaza

Cuarta jornada de ataques consecutivos mientras las tropas israelíes esperan la orden de invasión en Gaza
REUTERS

GAZA, 30 Dic. (Reuters/EP) -

Al menos diez palestinos murieron hoy y cuarenta resultaron heridos como consecuencia de un nuevo ataque de la fuerza aérea israelí contra varios edificios del Gobierno de Hamás en la Franja de Gaza en el cuarto día consecutivo de la ofensiva militar en la zona, mientras cientos de tanques israelíes esperan la orden de invasión en las puertas de la ciudad.

Los misiles israelíes atacaron cinco edificios ministeriales y una construcción perteneciente a la Universidad Islámica de Gaza, según informaron fuentes médicas y varios testigos quienes explicaron que entre los fallecidos se encuentran varios guardas de seguridad y civiles. Los equipos de rescate trabajaban horas después del ataque para encontrar a más víctimas que se habían quedado atrapadas entre los escombros.

Asimismo, un centro deportivo y dos campos de entrenamientos pertenecientes al Movimiento de Resistencia Islámico (Hamás) quedaron destruidos tras el último de una cadena de ataques mientras no dejan de registrarse explosiones en toda la ciudad de Gaza.

Hasta el momento ya son más de 350 los palestinos fallecidos en las ofensivas aéreas consecutivas que el Ejército israelí ha llevado a cabo en la Franja. Según la agencia de noticias de Naciones Unidas, al menos 62 de las víctimas mortales son civiles. Por otro lado, una mujer israelí murió tras el impacto de un cohete lanzado desde la Franja de Gaza en la ciudad de Ashadod, y con ella son tres los israelíes fallecidos en las últimas horas.

INVASIÓN TERRESTRE

El Ejército israelí se prepara para el asalto terrestre en la franja palestina, cuyo entorno ha sido declarado "zona restringida" por Tel Aviv, a la espera de que las autoridades israelíes den la orden para entrar en acción.

Previamente, el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, afirmó ante la Knesset, el Parlamento israelí, que la ofensiva militar sería tan amplia e intensa como fuera necesario y responsabilizó a Hamás "de todo cuanto suceda en Gaza y de sus consecuencias".