8 de marzo de 2021
25 de mayo de 2014

Cuatro jóvenes asesinados por milicias cristianas en República Centroafricana

BANGUI, 25 May. (Reuters/EP) -

Tres jóvenes musulmanes y otro no musulmán han sido asesinados por milicianos cristianos en República Centroafricana cuando se dirigían a jugar un partido de fútbol para promocionar la reconciliación, según han informado los organizadores del partido y un portavoz de la comunidad musulmana. Otros jóvenes musulmanes habrían sido secuestrados por los atacantes.

"Les han arrancado los genitales y el corazon", ha relatado un portavoz de la comunidad musulmana, Olusmane Abakar, en declaraciones a Reuters sobre los musulmanes fallecidos.

Desde el Colectivo Urgencia 236, responsable de la organización del partido de reconciliación, Lazare Djader, ha asegurado que llevaban meses trabajando para que se celebrara el partido y generar así confianza. "Estas muertes nos dejan desmoralizados. Se han perdido varios meses de esfuerzos. Estoy intentando calmar a todos, pero están furiosos", ha indicado Djader, que ha confirmado que un cuarto joven no musulmán ha sido igualmente asesinado.

Un dirigente de las milicias cristianas 'antibalaka', Sebastien Wenezoui, ha condenado este ataque y ha informado que un total de diez jóvenes fueron secuestrados por una facción del grupo procedente del barrio de Boy-Rabe. "No sabemos dónde están los demás (...). Condenamos contundentemente estos actos. Estamos trabajando ya por la paz, pero otros siguen matando", se ha lamentado.

Los jóvenes musulmanes vivían en el barrio PK5 de Bangui, de mayoría musulmana. Los cadáveres fueron después trasladados a una mezquita mientras los jóvenes del barrio PK5 levantaban una barricada en la calle principal.

La violencia entre los musulmanes de Séléka y las milicias cristianas 'antibalaka' se sigue desarrollando en el país, a pesar del despliegue de 2.000 soldados franceses y 5.000 de la fuerza africana MISCA, además de la presión internacional que ha forzado a los rebeldes Séléka a abandonar la capital después de que se hiciesen con su control el año pasado y se hayan dirigido al norte del país.

Los abusos que se produjeron durante la ocupación de la capital han desencadenado las represalias de milicias antibalaka. Los enfrentamientos han provocado más de 2.000 muertos y que cerca de un millón de personas abandone sus hogares.

Para leer más