25 de agosto de 2019
  • Sábado, 24 de Agosto
  • 28 de junio de 2008

    Cuba.- Cuba celebra el octavo aniversario de la vuelta a la isla de Elián González

    LA HABANA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Elián González, el niño 'balsero' cubano que protagonizó en los años 1999 y 2000 una historia personal trágica enredada en un laberinto político y jurídico en Estados Unidos, regresó a su país hace ocho años un día como hoy después de intensa batalla legal.

    Todo comenzó cuando el menor salió de la isla el 22 de noviembre de 1999 en una lancha junto a su madre y otras personas sin el conocimiento ni consentimiento de su padre, Juan Miguel González, con quien compartía la custodia.

    Tres días después de su partida, tras el naufragio de la embarcación, Elián y otras dos personas fueron rescatadas por pescadores en aguas cercanas a Florida, convirtiéndose así en los únicos sobrevivientes de las 14 personas que iniciaron el viaje.

    Después de recibir atenciones médicas, el menor fue puesto al cuidado de su tío-abuelo paterno Lázaro González, quien residía en Miami y que poco tiempo después se opuso a todo intento de devolver a Elián a su país de origen.

    Mientras Lázaro González iniciaba lo que más tarde sobrevendría en secuestro, el padre de Elián solicitó inmediatamente su repatriación, acto que fue respaldado por el gobierno cubano, según recuerda la agencia Prensa Latina.

    Ante el mutismo de las autoridades de Estados Unidos, el 5 de diciembre de 1999 jóvenes de las Brigadas Técnicas Juveniles protestaron frente a la Oficina de Intereses en La Habana contra la retención del niño, iniciando así una intensa lucha por su regreso.

    Pese a la oposición de los familiares de Elián a que éste volviera a la isla, el Servicio de Inmigración y Naturalización (INS) de Estados Unidos reconoció, el 5 de enero de 2000, el derecho de patria potestad de Juan Miguel sobre su hijo.

    Entretanto, aumentaban las multitudinarias manifestaciones en toda la isla para reclamar el retorno del pequeño a Cárdenas, su ciudad natal mientras en Florida se recurría a todo tipo de maniobras legales para impedirlo.

    Finalmente, el rechazo definitivo del Tribunal Supremo de Estados Unidos a analizar un nuevo pedido de asilo político de los secuestradores, dio paso final, tras siete meses de intenso batallar, al regreso de Elián a la tierra que lo vio nacer.