9 de diciembre de 2019
  • Domingo, 8 de Diciembre
  • 10 de diciembre de 2014

    La Cumbre Iberoamericana respalda a Argentina en el juicio que mantiene con los 'fondos buitre'

    VERACRUZ (MÉXICO), 10 Dic. (Reuters/EP) -

    Una veintena de países reunidos en la Cumbre Iberoamericana en México han respaldado este martes a Argentina en su largo pleito con un grupo de acreedores de bonos impagos, conocidos en el país sudamericano como 'fondos buitre', que ha empujado a la nación a un incumplimiento de deuda.

    Argentina ha mantenido una batalla legal de una década con un fondos de inversión de Estados Unidos que no han aceptado reestructurar la deuda adquirida cuando el país sudamericano entró en 'default' (suspensión de pagos) en el año 2002.

    La amarga lucha legal llevó al Fondo Monetario Internacional a pedir que se revise cómo deberían estructurarse las emisiones de bonos soberanos para evitar que renegociaciones terminen como las de Argentina. Asimismo, el pasado mes de noviembre, el G-20 respaldó los trabajos internacionales para fortalecer estas reestructuraciones.

    Los mandatarios y representantes presentes en la Cumbre Iberoamericana en Veracruz, México, han sumado este martes su apoyo al reclamo argentino frente a los 'holdouts'.

    Los Gobiernos "expresan su más absoluto rechazo a la actitud de aquellos grupos cuyo accionar obstaculice el logro de acuerdos definitivos entre deudores y acreedores y ponga en riesgo la estabilidad financiera internacional", han indicado en un documento firmado por todos los países latinoamericanos.

    Además, han reafirmado "su solidaridad y apoyo a la República Argentina en la búsqueda de una solución que no comprometa su desarrollo y el bienestar de su pueblo, en consonancia con sus políticas de desarrollo nacional".

    La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, no asistió a la cumbre por motivos de salud.

    Argentina cayó en julio en un nuevo 'default' al negarse a acatar la orden del juez estadounidense Thomas Griesa de pagarles 1.330 millones de dólares más intereses a los fondos liderados por NML Capital y Aurelius Capital Management al mismo tiempo que honraba los compromisos con los bonistas que sí participaron en los canjes de deuda.

    Griesa bloqueó los pagos que Argentina hizo a los acreedores que aceptaron las reestructuraciones de deuda, que aún no logran cobrar el dinero depositado por el país.

    El incumplimiento se disparó después de que la Corte Suprema de Estados Unidos declinase una apelación de Argentina al fallo de Griesa y después de que fracasara una ronda de negociaciones con los fondos.