14 de agosto de 2020
11 de julio de 2020

Dan sepultura a nueve víctimas más en el 25º aniversario de la masacre de Srebrenica

Dan sepultura a nueve víctimas más en el 25º aniversario de la masacre de Srebrenica
Monumento cementerio de las víctimas de Srebrenica - 2020 GETTY IMAGES / GETTY IMAGES

BELGRADO, 11 Jul. (DPA/EP) -

Este sábado, cuando se cumplen 25 años de la masacre de Srebrenica, han sido sepultados los restos de nueve víctimas más en el monumento y cementerio de Potocari. La de Srebrenica fue a mayor matanza en suelo europeo desde la II Guerra Mundial.

Las nueve víctimas, todos hombres bosniacos musulmanes asesinados por fuerzas serbias, se suman así a los 6.610 restos ya identificados de la matanza y sepultados en Potocari. Más de 1.000 víctimas continúan desaparecidas, según las estimaciones más bajas.

El proceso de identificación puede durar años debido a la mezcla de los restos mortales cuando fueron trasladados de una fosa común a otra durante los intentos de ocultar estas atrocidades.

"Seguiremos persiguiéndoos. Jamás nos rendiremos. Es nuestro derecho y nuestro deber. No hay lugar en el que os podáis esconder", ha afirmado Munira Subasic, de Madres de Srebrenica en un mensaje dirigido a los responsables, pero también al sector de la población serbia que niega la matanza.

Quienes lo niegan "fracasarán porque las Madres jamás se detendrán", ha remachado en declaraciones por teleconferencia durante un acto celebrado con las precauciones propias de la pandemia de coronavirus.

Subasic ha emplazado a la comunidad internacional a aprobar una ley contra la negación del genocidio. "Así se derrotaría a los belicistas y se protegería el legado que nos habéis dejado (...). ¿De verdad permitiréis a Rusia vetar toda ley como hace en la ONU?", ha planteado.

Serbia, según Subasic, debe Dejar de proteger y recompensar a presuntos criminales de guerra y "demostrar que no planificó la guerra y el genocidio en Bosnia".

El 11 de julio de 1995 comenzó en la ciudad de Srebrenica, en Bosnia y Herzegovina, la ejecución sumaria de más de 8.300 civiles musulmanes bosnios o bosniacos, hombres y niños, a manos de las fuerzas de la llamada República Srpska, la entidad serbia dentro de Bosnia, emergida a partir de la compleja realidad de las Guerras de Yugoslavia.

La masacre de Srebrenica fue tanto una atrocidad como un fracaso absoluto de la comunidad internacional, ya que los 400 'cascos azules' holandeses desplegados en la ciudad permitieron que las milicias serbobosnias tomaran tanto la población como el cuartel general de las fuerzas internacionales.

Unos 8.100 varones bosniacos y bosnios fueron asesinados, mientras que entre 20.000 y 50.000 mujeres fueron violadas en el marco de una campaña de limpieza étnica. El trauma de las supervivientes y la impunidad de sus violadores ha dificultado la estimación de las cifras.

Los dos máximos responsables del ataque, el líder político de los serbobosnios Radovan Karadzic y el ejecutor directo de la operación, el comandante Ratko Mladic, fueron condenados a cadena perpetua, pero decenas de implicados han escapado impunes mientras las autoridades serbia siguen manteniendo su negativa a reconocer la masacre de Srebrenica como un genocidio.

Para leer más