21 de enero de 2020
14 de diciembre de 2019

Decenas de heridos tras la carga de las fuerzas de seguridad durante una manifestación en Beirut

Decenas de heridos tras la carga de las fuerzas de seguridad durante una manifestación en Beirut
Policía durante una manifestación en Beirut - REUTERS / MOHAMED AZAKIR - ARCHIVO

BEIRUT, 14 Dic. (Reuters/EP) -

Decenas de personas han resultado heridas durante los disturbios desatados este sábado en Beirut durante una nueva jornada de protestas en la que la Policía ha empleado gas lacrimógeno y balas de goma. Los enfrentamientos se han prolongado durante horas, hasta bien entrada la noche.

Protección Civil de Líbano ha informado que para medianoche la calma había regresado al centro de Beirut y ha confirmado 54 personas atendidas. Más de la mitad han tenido que ser hospitalizadas.

Cientos de manifestantes han participado en una nueva marcha en el marco de la histórica oleada de protestas iniciada el 17 de octubre para denunciar a la élite gobernante y que ha forzado ya la dimisión del primer ministro, Saad Hariri.

Sin embargo, los partidos políticos no han conseguido consensuar el nombre de un nuevo primer ministro y los acreedores extranjeros han advertido de que no haran nuevos desembolsos hasta que haya un ejecutivo que se comprometa a sacar adelante las reformas que exigen.

Un importante número de efectivos antidisturbios ha perseguido a los manifestantes y ha golpeado y detenido a algunos de los participantes en la protesta, ha informado un corresponsal de Reuters.

Los agentes han lanzado botes de gas lacrimógeno y balas de goma y los manifestantes han lanzado piedras en las escaramuzas registradas en el centro de la capital libanesa. Algunos grupos han intentado superar las barricadas de metal instaladas para proteger las sedes del Parlamento y del Gobierno.

La agencia de noticias oficial, NNA, ha informado de que varias personas se han desmallado como consecuencia de la asfixia provocada por el gas lacrimógeno.

La dimisión de Hariri, presentada en octubre, sólo se hará efectiva cuando el presidente del país, Michel Aoun, designe un sustituto para solucionar la parálisis reinante en Líbano, cuya economía atraviesa su peor momento desde el final de la guerra civil en 1990.

El presidente libanés convocó para el 9 de diciembre una ronda de consultas parlamentarias para elegir al nuevo primer ministro, tras constatar ciertos avances sobre un acuerdo para un candidato de consenso, si bien fue aplazada a última hora hasta el 16 de diciembre.

Las protestas en Líbano arrancaron a principios de octubre después de una caída de la moneda local por primera vez en las últimas dos décadas, pero el descontento se arrastraba desde julio, cuando el Parlamento aprobó un presupuesto de austeridad para hacer frente al déficit.

Para leer más