5 de marzo de 2021
23 de diciembre de 2014

Declaran culpable al canadiense acusado de asesinar y descuartizar a un estudiante chino

OTTAWA, 23 Dic. (Reuters/EP) -

Un canadiense ha sido declarado este martes culpable de asesinato de primer grado en el caso de un estudiante chino asesinado y descuartizado en Montreal en 2012, después de una semana de deliberación del jurado.

Luka Magnotta, de 32 años, ha admitido que asesinó al estudiante de ingeniería chino Jun Lin, de 33 años, pero no se ha declarado culpable por padecer una enfermedad mental.

El jurado también ha declarado culpable a Magnotta de cometer un delito contra la dignidad humana, publicar material obsceno y acosar al primer ministro de Canadá, Stephe Harper, y otros miembros del Parlamento.

"Tenemos pruebas de que lo hizo con premeditación", ha dicho el fiscal, Louis Bouthillier. "No hay ninguna duda de que el jurado hallará culpable a Magnotta de asesinato de primer grado", ha afirmado.

La Fiscalía ha asegurado que Magnotta planeó cuidadosamente el asesinato. El veredicto se ha tomado en el octavo día de deliberaciones del jurado, cuyos miembros han visto un vídeo del asesinato que Magnotta publicó en Internet e incluía la canción 'One Lunatic, One Ice Pick'.

Según la Fiscalía, seis meses antes del asesinato Magnotta escribió un correo electrónico a un periodista británico, en el que aseguraba que quería matar a una persona y hacer una película sobre ello.

Magnotta, actor de porno gay, fue hospitalizado en 2001 y recibió ayuda psiquiátrica un mes antes de la muerte de Lin. El padre de Magnota, que ha testificado en el juicio, ha asegurado que su hijo padece esquizofrenia.

El caso conmocionó a Canadá en 2012, después de que los miembros de Lin aparecieran en una maleta, junto a varios poemas, enviada a varios partidos políticos.

El padre de la víctima, Diran Lin, ha viajado desde China para asistir al juicio. En un comunicado, ha afirmado que "la noche en que Lin Jun murió, muchas otras personas también murieron". "Su madre, su hermana y yo, sus amigos, hemos perdido parte de esperanza. He venido a ver cómo se hace Justicia", ha añadido.

Magnotta viajó a Europa tras cometer el asesinato y fue arrestado en una cafetería de Berlín, donde estaba leyendo las noticias publicadas sobre él mismo.

El delito de asesinato de primer grado está castigado en Canadá con la cadena perpetua sin posibilidad de libertad bajo fianza durante 25 años. El presidente del tribunal, Justice Guy Cournoyer, ha asegurado que se trata de una caso "único".

Para leer más