24 de enero de 2020
9 de diciembre de 2019

Detenidas 36 personas en RDC por los asaltos contra la Alcaldía de Beni y una base de la MONUSCO

Detenidas 36 personas en RDC por los asaltos contra la Alcaldía de Beni y una base de la MONUSCO
Base de la MONUSCO en Beni, en Kivu Norte (este de RDC) - REUTERS / STRINGER . - ARCHIVO

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de República Democrática del Congo (RDC) han confirmado la detención de 36 personas por su presunta participación en los asaltos contra la Alcaldía de Beni y la base de la Misión de la ONU en el país (MONUSCO), en el marco de las protestas por el aumento de la inseguridad en la zona.

Fuentes judiciales citadas por la emisora congoleña Radio Okapi han señalado que todas estas personas están acusadas de haber incendiado el edificio de la Alcaldía y la base de la MONUSCO en el barrio de Boikene en el marco de los disturbios.

Asimismo, están acusados de la muerte de un policía y la participación de milicianos mai-mai y niños en las protestas en Beni. Las autoridades han detenido además a varios oficiales de la Policía por no haber impedido el saqueo de estos edificios.

Los incidentes tuvieron lugar el 25 de noviembre, cuando los manifestantes atacaron estas instalaciones, en una jornada de protestas que se saldó con al menos cuatro muertos.

Las protestas estallaron ante el aumento de los ataques en la zona por parte de la milicia Fuerzas Aliadas Democráticas (ADF), que han causado más de cien muertos en el último mes.

Esta situación ha provocado un gran malestar entre la población, que critica la "inacción" de la MONUSCO, a la que reprochan no actuar aunque algunos de los crímenes se han cometido cerca de sus bases.

Ante el deterioro de la situación, el Gobierno de Félix Tshisekedi ha decidido instalar un cuartel general avanzado del Ejército en Beni y la realización de patrullas conjuntas con la MONUSCO, que ya han comenzado.

En este sentido, un portavoz de la MONUSCO señaló el 27 de noviembre que la misión de la ONU "entiende el enfado y la frustración de la población y hace todo lo posible, en colaboración con las Fuerzas Armadas y la Policía, para limitar los ataques contra la población civil".

Asimismo, sostuvo que los ataques contra la MONUSCO y otras instituciones "no hacen sino debilitar la lucha contra las ADF y otros grupos armados". "Solo una colaboración estrecha" entre las fuerzas de seguridad, la MONUSCO, las autoridades locales y nacionales y la población permitirá "restablecer una paz duradera", defendió.

La milicia de las ADF actúa en RDC desde la década de los noventa y, a pesar de las reiteradas ofensivas lanzadas contra ella, sigue generando violencia en la zona. Está considerado uno de los grupos armados más peligrosos de las varias decenas que operan en el país africano.

La violencia armada ha complicado la lucha contra el brote de ébola que se declaró en el este del país --con Kivu Norte como uno de los epicentros-- el año pasado. Desde entonces se han registrado ataques contra instalaciones médicas y personal sanitario.