8 de diciembre de 2019
3 de junio de 2009

Un detenido de Guantánamo aparece muerto en su celda en un aparente suicidio

NUEVA YORK, 3 Jun. (EUROPA PRESS/ Emilio López Romero) -

Un preso de la cárcel que el Ejército de Estados Unidos tiene en la Base Naval de Guantánamo (Cuba) apareció la noche de ayer muerto en su celda en lo que aparenta ser un suicidio, según informó este martes un portavoz del Pentágono.

Se trata de Mohamed Ahmad Abdalá Sali, de 31 años y nacionalidad yemení, quien al parecer llevaba encarcelado en Guantánamo desde febrero de 2002 con el número de identificación '078' y es el primer detenido que se suicida desde que Barack Obama llegó a la Casa Blanca.

"No tienen respeto por la vida, ni por la nuestra ni por la suya", afirmó el contraalmirante Harry B. Harris Jr, comandante de la fuerza de tareas de Guantánamo. "No creo que fuera un acto de desesperación sino parte de su guerra contra nosotros", añadió, según un diario local.

El aparente suicidio del ciudadano yemení, del que el Pentágono no ha dado más detalles de cómo ha ocurrido, se suma a los casos de otros tres presos que se quitaron la vida en 2006, durante la anterior administración de George W. Bush.

En una de sus primeras decisiones desde que llegó a la Casa Blanca el pasado 20 de enero tras su toma de posesión, el presidente Obama firmó un decreto ejecutivo por el que ordenaba el cierre de la cárcel de Guantánamo en el plazo de un año, cumpliendo así una de sus promesas de campaña.

El anuncio fue muy bien recibido por las organizaciones de defensa de los Derechos Humanos y la comunidad internacional, pero el nuevo inquilino de la Casa Blanca no sabe qué hacer con los más de 200 presos que todavía quedan en Guantánamo.