17 de junio de 2019
  • Domingo, 16 de Junio
  • 16 de septiembre de 2014

    Detenidos 22 policías militares por cobrar sobornos a comerciantes en Río de Janeiro

    BRASILIA, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

    Las autoridades brasileñas han arrestado a 22 agentes de la Policía Militar en Río de Janeiro por haber cobrado sobornos a comerciantes y empresarios de Bangu, un barrio de la zona occidental de esta urbe, ha informado la agencia de noticias Brasil.

    Al menos dos agentes de Policía y un civil han escapado de la operación. En los próximos siete días deberán presentarse ante las autoridades o serán acusados de deserción. La operación ha estado cooridnada por la unidad de Inteligencia de la Secretaría de Seguridad y por el Grupo de Actuación Especial de Combate contra el Crimen Organizado del Ministerio Público del estado de Río de Janeiro.

    Durante el operativo, los agentes se han incautado de 300.000 reales (unos 98.000 euros) en el domicilio del coordinador de Operaciones del décimocuarto batallón de Bangu, el comandante Edson Alexandre Pinto de Góes, uno de los militares que ha logrado escapar de la operación. También se han encontrado 33.000 reales (unos 1.080 euros) en casa de un sargento, cuya identidad no ha sido divulgada.

    Uno de los detenidos es el jefe del Mando de Operaciones Especiales de la Policía Militar, el coronel Alexandre Fontenelle Ribeiro de Oliveira, que es también responsable del Batallón de Operaciones Especiales (BOPE). Considerado como el jefe de la trama de sobornos, Fontenelle es uno de los mandos más importantes de la estructura de la Policía Militar.

    Los militares acusados llevaban actuando por lo menos durante dos años exigiendo el pago de cantidades que van desde los diez hasta los 10.000 reales (unos 3.300 euros) por no actuar contra el traslado y la venta de productos y electrodomésticos piratas en el barrio de Bangu. Según el fiscal del caso, Cláudio Calo, los policías llegaban a exigir el pago a las empresas fabricantes de los productos.

    "Era un verdadero holdindg delictivo militar", ha afirmado el fiscal. "Algunas unidades del Batallón de Irajá tenían sobornos recaudados para los integrantes del décimocuarto batallón, lo que demuestra que la institucionalización de la corrupción es algo aislado", ha asegurado.

    Para leer más