22 de octubre de 2020
29 de enero de 2020

Diputados opositores denuncian la "toma" de la sede administrativa de la AN de Venezuela y el cambio de cerraduras

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

Varios diputados de la oposición venezolana han denunciado este miércoles la "toma" de la sede administrativa de la Asamblea Nacional (AN) por parte de altos cargos del Gobierno de Nicolás Maduro y el cambio de cerraduras del edificio, que se encuentra en Caracas, la capital del país.

"Personal de seguridad indica que el nuevo director de seguridad estratégica mandó cerrar todas las oficinas debido a una supuesta inspección que se va a realizar en las instalaciones administrativas de la AN", ha indicado bajo condición de anonimato uno de los trabajadores de la sede en un mensaje difundido a través de la red social Twitter.

Por su parte, el segundo vicepresidente de la AN, Carlos Berrizbeitia, ha confirmado el cierre de la sede y ha señalado que "se están cambiando las cerraduras de la sede administrativa de la AN". "Hacemos responsable de lo que suceda con los trabajadores presentes a Nicolás Maduro", ha aseverado.

La diputada Elimar Díaz ha confirmado la "toma del edificio administrativo de la AN". "Lo repito una vez más: el Parlamento somos sus diputados, quienes no nos doblegamos y lo hemos demostrado", ha manifestado antes de expresar su solidaridad "con los trabajadores administrativos". "Vamos pa'lante", ha añadido.

La exconcejal de Iribarren y diputada Bolivia Suárez también ha mostrado su rechazo y ha señalado en Twitter que la situación "es muy grave", tal y como ha recogido el diario local 'El Universal'.

"Van a tratar de sembrar las oficinas de los diputados de la Unidad y las Comisiones. Borrar expedientes que incriminan los diputados CLAP en corrupción. Igual están manchados y repudiados por la sociedad civil que los desprecian y condenan por vendidos", ha afirmado en relación con el Comité Local de Abastecimiento y Producción (CLAP), un programa creado para combatir la escasez de bienes que es investigado en varios países tras denuncias de corrupción y especulación.

"Estos diputados CLAP siguen instrucciones del PSUV. Están cometiendo crímenes de lesa humanidad y van a pagar muy caro su mal proceder con todo el peso de la ley", ha concluido.

En el último giro de la crisis institucional en Venezuela, el pasado 5 de enero las fuerzas de seguridad impidieron que el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, y sus diputados accedieran al Palacio Legislativo para votar la renovación de la cúpula parlamentaria. Sí dejaron pasar a los representantes del 'chavismo' y la oposición minoritaria, que eligieron a Parra como sustituto de Guaidó.

Guaidó fue ratificado en una votación celebrada en la redacción del diario venezolano 'El Nacional' por cien votos, 16 más de los necesarios. En su caso, necesita mantenerse como presidente de la Asamblea Nacional para continuar como "presidente encargado" del país, cargo que se arrogó el 23 de enero de 2019 para derrocar al Gobierno de Nicolás Maduro.

En el marco de la gira internacional que emprendió hace una semana, Guaidó ha puesto como requisito previo a una posible reanudación del diálogo con el Gobierno de Nicolás Maduro que haya "elecciones libres", en alusión a los comicios legislativos.

Para leer más