21 de enero de 2020
6 de diciembre de 2019

El director de Carabineros dice "no ser el más indicado" para hablar de las denuncias de violaciones de DDHH en Chile

Defiende que se siguieron los protocolos y afirma que serán los tribunales los que se pronuncien

El director de Carabineros dice "no ser el más indicado" para hablar de las denuncias de violaciones de DDHH en Chile
Agentes del Cuerpo de Carabineros reducen a un manifestante durante las protestas en Santiago, Chile. - REUTERS / GORAN TOMASEVIC

MADRID, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

El director de Carabineros, Mario Rozas, ha afirmado este viernes "no ser el más indicado" para pronunciarse sobre las denuncias de violaciones de los Derechos Humanos durante la represión de las protestas en Chile y ha defendido que se siguieron los protocolos.

Rozas, que ha comparecido durante la jornada en la comisión que analiza la acusación constitucional contra el presidente, Sebastián Piñera, ha rechazado pronunciarse directamente sobre las denuncias y ha sostenido que "eso lo tendrá que determinar un tribunal".

"Hemos actuado cumpliendo un mandato constitucional como carabineros de mantener el orden y la seguridad", ha dicho, según ha informado el diario local 'La Tercera'. "Hemos actuado cumpliendo nuestros protocolos de actuación", ha agregado.

Por otra parte, tanto él como el ministro de Defensa, Alberto Espina, han defendido la conducta de Piñera y han sostenido que la misma "fue exactamente la opuesta a la que se señala en la acusación".

En este sentido, Rozas ha recalcado que Piñera "siempre ha impartido instrucciones en general en realizar todas estas acciones dentro del ámbito legal y respetando los Derechos Humanos". "Ha sido muy enfático en eso", ha añadido.

Asimismo, ha confirmado que Carabineros tiene "más de 400 sumarios" por lesiones provocadas por el disparo de perdigones contra manifestantes y ha argumentado que el organismo es "el más interesado en que esto se pueda establecer jurídicamente y administrativamente".

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), así como Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional, han acusado a Carabineros y Fuerzas Armadas de cometer violaciones de los Derechos Humanos en la represión de las protestas, imputando a los efectivos al menos cinco de las 22 muertes que se han producido en este contexto.

Carabineros ha rechazado tales acusaciones y, en concreto, ha aclarado que "no existen personas fallecidas a causa del uso de armas de fuego" de sus tropas. No obstante, el Gobierno ha reconocido la necesidad de reformar el cuerpo de seguridad y dotarlo de armas no letales como material antidisturbios.

Las protestas en Chile estallaron el pasado 17 de octubre por la cuarta subida del precio del metro en pocos meses y escalaron rápidamente para denunciar la desigualdad social y reclamar un cambio constitucional.

El Gobierno de Piñera respondió inicialmente con el estado de emergencia pero acabó pidiendo perdón. Ha elaborado una "agenda social", ha reformado el Ejecutivo para llevarla a cabo y ha accedido a un proceso constituyente que arrancará en abril.

Para leer más