7 de marzo de 2021
9 de marzo de 2014

Disturbios entre policías y simpatizantes del PKK en el sureste de Turquía

MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Policía turca cargó durante la noche del sábado contra un grupo de simpatizantes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) que habían cortado la carretera que une la localidad de Silopi, en la provincia de Sirnak, con el Puesto de Frontera de Habur, en la frontera con Irak.

Los simpatizantes del grupo armado kurdo levantaron barricadas con rocas y barriles y comenzaron a pedir la documentación a quienes pasaban por el lugar.

Cuando la Policía intentó dispersar a los manifestantes, parte de ellos se desplazó hasta la avenida Istiklal hasta que finalmente la Policía cargó y los concentrados respondieron lanzando piedras y cócteles molotov, informa el diario 'Zaman'. Los agentes respondieron con cañones de agua, gases lacrimógenos y espray de pimienta para dispersar a los manifestantes.

Desde que el PKK se alzó en armas en 1984 para reivindicar la independencia del sureste turco de mayoría kurda han perdido la vida por la violencia más de 40.000 personas. Ahora se encuentra inmerso en un proceso de paz negociado con el Gobierno y mantiene desde marzo del año pasado un alto el fuego.