7 de abril de 2020
16 de junio de 2014

Los dos principales cárteles de Tamaulipas se hacen con el control del combustible

MÉXICO DF, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los dos principales cárteles del estado de Tamaulipas, Los Zetas y el del Golfo, se han hecho con el control del petróleo que distribuyen en el mercado negro. Los traficantes venden el litro de combustible a menos de la mitad de su valor oficial.

El rebajado precio se ha convertido en el principal motivo para que miles de personas se acerquen hasta las gasolineras clandestinas para hacerse con litros de petróleo robado a Petróleos Mexicanos (Pemex). Según ha informado el diario mexicano 'Milenio', los residentes de Tamaulipas no solo acuden a repostar sino que, además, se llevan el combustible en garrafas, botellas o cualquier otro recipiente.

El robo y la venta de gasolina podría estar embolsando a los cárteles hasta 3.500 millones de pesos (unos 198 millones de euros). Se estima que los 'narcos' ya controlan cerca del 15 por ciento de la venta total en Tamaulipas.

Los carteles obtienen el combustible de las filtraciones del oleoducto de Beownsville-Cadereyta, en Texas. Este es uno de los más controlados por el Ejército, pero aún así, los 'narcos' consiguieron hacerse con 416 tomas irregulares en 2008.

La actividad de los cárteles ha puesto en números rojos las cuentas de Pemex en este estado. Sin embargo, sorprenden los datos de crecimiento económico y social en Tamaulipas, reflejados en el aumento de ventas de coches, que se duplicó de 2006 a 2012. Ese año, Pemex vendió 4.380.000 barriles menos que en 2008. Anualmente, las pérdidas de la paraestatal rozan los 9.000 millones de pesos (509 millones de euros).