22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 12 de agosto de 2019

    EAU reclama al Gobierno de Yemen y los separatistas que dialoguen para poner fin a la crisis en Adén

    EAU reclama al Gobierno de Yemen y los separatistas que dialoguen para poner fin a la crisis en Adén
    Príncipe Mohamed bin Zayed al Nahyan, heredero de EmiratosREUTERS / GONZALO FUENTES - ARCHIVO

    MADRID, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El Gobierno de Emiratos Árabes Unidos (EAU) ha reclamado este lunes a las partes en conflicto en la ciudad yemení de Adén, entre ellos los separatistas suryemeníes apoyados por Abú Dhabi, que se sienten en una mesa de diálogo para poner fin a la crisis.

    El príncipe heredero emiratí, Mohamed bin Zayed, ha mantenido durante la jornada una reunión con el rey Salmán de Arabia Saudí en la que ha resaltado que ambos países "piden que se priorice el diálogo en la razón, en interés de Yemen y su pueblo".

    Así, Bin Zayed ha aplaudido el llamamiento de las autoridades saudíes a un proceso de diálogo en la ciudad de Yeda y ha incidido en la necesidad de lograr la "estabilidad" del país, según ha recogido la agencia estatal emiratí de noticias, WAM.

    En este sentido, ha manifestado que "el diálogo es la única vía para resolver las diferencias" y ha recalcado que EAU y Arabia Saudí "harán frente con firmeza a cualquier poder que amenace la seguridad de la región".

    Durante la jornada del domingo, las autoridades de Arabia Saudí reiteraron su "apoyo total" al Gobierno yemení encabezado por Abdo Rabbu Mansur Hadi, reconocido internacionalmente, tras la toma del Palacio Presidencial en Adén por parte de los separatistas.

    "La violencia en Adén creará una situación que podría ser utilizadas por organizaciones terroristas como los huthis, Al Qaeda y Estado Islámico, lo que Arabia Saudí nunca consentirá", manifestó el viceministro de Defensa saudí, el príncipe Jalid bin Salmán, quien subrayó que Riad "sigue comprometido con mantener la unidad y estabilidad del país".

    Los separatistas de Yemen se hicieron el sábado con el control del Palacio Presidencial y los campamentos del Ejército yemení en Adén, la sede del Gobierno reconocido por la comunidad internacional, tras una serie de combates que dejaron 40 muertos, según datos de Naciones Unidas.

    Estos incidentes han supuesto un vuelco a la situación después de cuatro años de un conflicto que ha degenerado en una de las mayores catástrofes humanitarias del mundo.

    El golpe de Estado, como lo han reconocido las autoridades yemeníes, comenzó el 7 de agosto, con el inicio de los enfrentamientos entre el Ejército yemení contra unas milicias llamadas Cinturón de Seguridad, a las órdenes del Consejo de Transición del Sur (CTS).

    RUPTURA DE LA COALICIÓN

    La coalición interna de fuerzas yemeníes terminó por romperse hace unas semanas cuando un tercer grupo en discordia, los islamistas de Al Islá, también aliados de Hadi pero radicalmente opuestos a los independentistas en sus perspectivas de futuro para el país, rompieron sus promesas de alto el fuego y efectuaron múltiples ataques contra los separatistas.

    Entre estos ataques destacó el efectuado la semana pasada contra un desfile de las milicias que se vio interrumpido por la explosión de un cohete presuntamente lanzado por los islamistas y que mató a 36 guerrilleros.

    Como represalia, la milicia separatista intentó entrar el pasado miércoles por vez primera en el Palacio Presidencial de Adén, un acto simbólico de fuerza aprovechando que Hadi se encuentra exiliado en Arabia Saudí.

    Tras conocer el intento de los separatistas de entrar en el Palacio Presidencial, el Gobierno yemení acusó de sedición al líder de la milicia, Aidarus al Zubaidi, antiguo gobernador de Adén, que el año pasado ya protagonizó un levantamiento contra el presidente Hadi y que se saldó con 40 muertos.

    Para complicar todavía más las cosas el CTS --que quiere recuperar la antigua república de Yemen del Sur, que fue unificado al norte en 1990-- recibe apoyo directo de EAU, miembro de la coalición internacional que auxilia al Gobierno de Hadi.

    EAU decidió retirarse de Yemen el mes pasado, cansados según los expertos de combatir en tierra mientras el principal agente de la coalición, la Fuerza Aérea saudí, se dedicaba a efectuar bombardeos desde la seguridad que le conferían los cielos.

    Para leer más