19 de abril de 2019
9 de junio de 2008

EEUU.- Las autoridades sospechan que un fuego intencionado causó el incendio en la mansión del gobernador de Texas

MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades de Texas sospechan que un fuego intencionado causó el incendio que destruyó gran parte de la estructura de la mansión del gobernador del estado, Rick Perry, en Austin, de 152 años de antigüedad y cuarta casa de gobernadores más antigua del país, según informó 'The New York Times'.

El edificio, que en estos momentos se encontraba en proceso de reforma, se vio envuelto en llamas esta madrugada que, según la jefa de prensa de Perry, Krista Piferrer, destrozaron gran parte del tejado y envolvieron en humo a todo el vecindario. Afortunadamente nadie resultó herido, pero hicieron falta más de 100 bomberos para apagar y controlar el fuego, según dio a conocer 'The Dallas Morning News'.

Piferrer explicó que la Oficina Federal de Alcohol, Tabaco, Armas y Explosivos está a cargo de la investigación y dispone de una grabación de video que muestra evidencias de que se trataría de un incendio provocado.

El edificio estaba prácticamente vacío, ya que a causa de las reformas todos los artilugios de valor histórico, pinturas y otras reliquias habían sido trasladadas a otros lugares. También el gobernador, de viaje por Europa en el momento del incendio, y su familia vivían temporalmente en otro lugar hasta que concluya la renovación.

La construcción, de unos 842 metros cuadrados, contaba con detectores de humo en el primer piso, pero no tenía un sistema de rociadores de agua, aunque esto si se incluye en el proyecto de renovación.

El edificio, de estilo renacentista griego, fue construido en 1856 y desde entonces en él han residido 41 gobernadores de estado, entre ellos el actual presidente norteamericano, George W. Bush.