26 de febrero de 2021
13 de junio de 2014

Bergdahl permanece ingresado en un hospital militar de Texas y aún no ha visto a sus padres

SAN ANTONIO (TEXAS, EEUU), 13 Jun. (Reuters/EP) -

El sargento estadounidense Bowe Bergdahl, que pasó cinco años secuestrado por los talibán afganos antes de ser liberado el pasado 31 de mayo, se encuentra en una situación estable en un hospital militar en Texas y todavía no ha visto a sus padres, según han informado fuentes militares este viernes.

Bergdahl, que ha llegado al hospital antes del amanecer de este viernes en un avión militar desde Alemania, estaba en buen estado físico para hablar con los interrogadores pero no ha sido informado sobre la controversia en torno a su captura, han precisado las fuentes.

La liberación de Bergdahl, lograda a cambio de la puesta en libertad de cinco presos talibán de Guantánamo que han sido trasladados a Qatar, ha estado rodeada por la polémica ya que no están claras las circunstancias en las que éste fue secuestrado, ya que algunos compañeros apuntan a que había abandonado su puesto.

"El sargento Bergdahl participará en reinserción, un proceso que buscará proveer al sargento Bergdahl con las herramientas necesarias para recuperar los niveles adecuados de estabilidad física y emocional, para que pueda reanudar actividades normales con las mínimas complicaciones físicas y emocionales", ha explicado el general Joseph DiSalvo en rueda de prensa.

El contralmirante John Kirby, portavoz del Pentágono, ha indicado que Bergdahl partió de la base aérea de Ramstein, en Alemania, a bordo de un avión militar el jueves por la tarde y recibirá atención en el Centro Médico Brook del Ejército en San Antonio.

Aunque el Ejército ha dado pocos detalles sobre el estado de salud y emocional de Bergdahl, los responsables han indicado en la rueda de prensa que están muy contentos con su estado físico a su llegada.

"Parecía simplemente como cualquier sargento cuando ve a un general de dos estrellas: un poco nervioso. Pero parecía estar bien", ha explicado DiSalvo.

PIDE MANTEQUILLA DE CACAHUETE

Según han indicado, Bergdahl ha sido capaz de entrar por su propio pie en el hospital y se está recuperando después del largo vuelo transatlántico. Además, han precisado que ha pedido comer mantequilla de cacahuete.

El hospital militar en el que se encuentra internado cuenta con equipos de especialistas y ha ayudado a otros prisioneros de guerra a su retorno durante décadas.

Los padres de Bergdahl, Bob y Jani Bergdahl, está previsto que viajen a Texas desde su residencia en Idaho, pero no está claro cuándo o si ya han hablado con su hijo. En un comunicado en nombre de la familia, los Bergdahl han aclarado que no prevén hacer públicos sus planes de viaje. "Piden que se mantenga su privacidad mientras se concentran en la reinserción de su hijo".

Para leer más